Paseos por la La Concha, fogones y libros de economía

Pío Aguirre (Trintxerpe, Pasaia, 1958) saltará de la dirección general de Oinarri a la de Elkargi en breve. Su nombramiento como sustituto de Marco Pineda no ha sorprendido a nadie. Es un hombre con enorme reputación en el sector y bregado en la pelea con los reguladores. Además, es quien junto a con su ancesor más conoce de la alianza de las dos SGR vascas. Aguirre, casado y padre de dos hijos, es un habitual del paseo de La Concha. Hasta se atreve de vez en cuando con los baños fuera de temporada. Con más de una Behobia-San Sebastián y algún maratón en la piernas, reconoce que ha dejado de correr hace algún tiempo, pero también que no lo ha abandonado del todo. Aficionado con galones a la cocina, se atrecve con todo, pero borda el bacalao al pil-pil. Amante de la montaña reconoce con cierto apuro que esquía muy bien, cosa que suele hacer en Candanchú, donde hizo la mili. Quienes conocen bien a quien le espera el reto de consolidar la fusión entre Elkargi y Oinarri le definen como alguien de profundos valores y pendiente de su plantilla. Reconoce que «devora» los libros de economía, que prefiere al resto «salvo a alguna novela que me da mi mujer». Estudió en los Jesuitas (en concreto, en Huarte de San Juan) y hasta pasó por el seminario antes de licenciarse en Ciencias Económicas y Empresariales por Deusto y, con más títulos en el bolsillo, desarrollar su carrera en el ámbito financiero en el seno de la Corporación Mondragón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos