Diario Vasco

La crisis del sistema es mucho más profunda en Euskadi

  • La Seguridad Social recauda en la CAV 72 euros por cada 100 que paga en pensiones, en el conjunto de España, 93

La crisis del sistema de pensiones en Euskadi, si sus cuentas se hicieran aparte, que no es el caso, tendría ya una década de vida, con sucesivos y crecientes déficits entre los ingresos por cotizaciones y el gasto en prestaciones, una fórmula básica de medir su salud financiera que revela con nitidez tanto a nivel vasco como estatal si tiene dificultades económicas.

En 2015, según datos provisionales, el desajuste entre ingresos y gasto en pensiones alcanzó en el País Vasco los 2.300 millones de euros, tras crecer en los últimos años a un ritmo superior al 13%. Este déficit es proporcionalmente muy superior al del conjunto de la Seguridad Social, que en términos homogéneos presenta un desajuste en las partidas citadas de 7.700 millones. Y es que la Tesorería de la Seguridad Social solo recauda en la comunidad autónoma 72 euros por cada 100 que gasta en pensiones, mientras que en el conjunto de España esa cifra sube a 93.

Son varios los factores que contribuyen a este déficit autonómico de la Seguridad Social. El más importante seguramente es la caída de la recaudación a niveles de 2008, tras la ligera bajada del año pasado. Otro está en las elevadas prestaciones que se pagan a los pensionistas vascos, cuya media de 1.100 euros (cifra de 2015) es un 24% superior a la estatal, fruto de mayores cotizaciones. También incide en esta situación el hecho muy relevante de que haya en Euskadi una proporción de 1,87 afiliados por cada pensionista, una cifra que en el conjunto español es de 2,25.

El año pasado, la cifra de pensionistas vascos fue de 482.855, que percibieron un total de 530.202 prestaciones. El número de estas crece a un ritmo anual del 1,3%, al igual que el estatal, mientras que el gasto lo hace al 2%, una décima más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate