Diario Vasco

Gipuzkoa «no se cierra» a un incremento de los ingresos vía presión fiscal

El diputado general, Markel Olano, y el diputado de Hacienda, Joseba Larrañaga, en una comparecencia en las Juntas Generales.
El diputado general, Markel Olano, y el diputado de Hacienda, Joseba Larrañaga, en una comparecencia en las Juntas Generales. / Michelena
  • No obstante, ha insistido en que es una cuestión «delicada» ya que es preciso «concretar en qué figuras» puede aplicarse este incremento

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha reconocido este jueves que "no se cierra" a un incremento de los ingresos públicos vía aumento de la presión fiscal, aunque ha recalcado que se trata de una "cuestión delicada" que precisa un acuerdo institucional y también político.

Olano ha hecho estas declaraciones en un desayuno-coloquio organizado en San Sebastián por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi (ADYPE) en el que ha aludido también a la Ley de Aportaciones y al "perjuicio económico" que supone para Álava y Gipuzkoa.

Ha reconocido que, como diputado general de Gipuzkoa, "no se cierra" a explorar el incremento de los ingresos vía aumento de la presión fiscal.

No obstante, ha insistido en que ésta es una cuestión "delicada" ya que es preciso "concretar en qué figuras" puede aplicarse este incremento y "hacerlo de modo que no dañe" la rentabilidad económica. "Hay que afinar mucho en este sentido y luego recabar un acuerdo institucional", ha matizado.

Preguntado cuáles serían las líneas rojas para la Diputación de Gipuzkoa en una hipotética modificación fiscal, Olano ha dicho que, por ejemplo, en ningún caso se plantean modificar su decisión de excluir las participaciones empresariales del impuesto sobre la riqueza y las grandes fortunas que impulsó Bildu.

En cuanto a la Ley de Aportaciones, el mandatario guipuzcoano se ha mostrado convencido de que existe la "posibilidad real" de alcanzar un acuerdo para renovar la metodología del cálculo de lo que aportan las haciendas forales a las arcas comunes del Gobierno Vasco.

De hecho, las instituciones presentes en el Consejo Vasco de Finanzas acordaron cerrar un texto consensuado antes del día 16 de diciembre.

Olano ve factible el acuerdo, aunque cree que para ello todas las partes tienen que "mostrar flexibilidad y capacidad de negociación" y dar margen al "territorio hermano" para acordar un "terreno común" en el que realmente "todos" se sientan cómodos.

No obstante, Markel Olano ha subrayado que este asunto "no es responsabilidad exclusiva de las diputaciones y del Gobierno Vasco" ya que cualquier acuerdo institucional que se alcance en este sentido tendrá que ser aprobado después en el Parlamento Vasco.

Por este motivo, Olano ha querido extender la "responsabilidad" a todos los partidos políticos que cuentan con representación en la Cámara Vasca.

La evolución de la recaudación también ha sido analizada por Olano, quien ha recordado que si bien es cierto que la recaudación vasca crece por debajo de lo previsto, continúa en una senda ascendente, que se intensificará en 2017.

"Es cuestión de mirar la botella medio llena o medio vacía", ha dicho Olano, quien ha hecho una lectura positiva de la situación económica de Gipuzkoa y ha recalcado que la Diputación apoyará a las empresas ante "los nuevos retos y oportunidades que se abren tras la crisis".

Ha repasado también las "debilidades" del tejido empresarial de Gipuzkoa, donde el 90 % de las firmas tiene menos de 50 empleados, al tiempo que ha aludido al "nivel de confrontación en las relaciones socio-laborales".

Olano ha insistido en la necesidad de reforzar infraestructuras como el tren de alta velocidad, el Puerto de Pasaia y el aeropuerto de Hondarribia y se ha mostrado especialmente crítico con el Gobierno central al que ha acusado de actuar de un "modo brusco" y "poco sensible" con el territorio respecto al aeródromo guipuzcoano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate