Diario Vasco

Reabierto el plazo de las ayudas del Renove Maquinaria al agotarse solo el 50% del presupuesto

  • La desestimación de numerosas solicitudes lleva a la Spri a recuperar el programa con unos cuatro millones de euros aún disponibles

Si su empresa perdió la oportunidad de acceder a la tercera edición del programa de ayudas Renove Maquinaria de la Sociedad Para la Transformación Competitiva-Eraldaketa Lehiakorrerako Sozietatea (Spri), no desespere, aún está a tiempo de optar a esa subvención pública.

Según ha podido confirmar DV, el organismo presidido por Alexander Arriola abrió ayer una segunda ventana de oportunidad. Para los olvidadizos, las bases se encuentran en el Boletín Oficial del País Vasco de fecha 12 de abril de este año.

Aunque el programa Renove Maquinaria se cerró en apenas cinco días hábiles (los que discurrieron entre el 13 y el 19 de abril) ante el agotamiento de los fondos asignados este año (ocho millones de euros) -lo que evidencia el éxito del mismo y la recuperación que vive la industria del País Vasco-, la celeridad a la hora de armar las solicitudes o el no cumplimiento de todos los resquisitos ha dejado finalmente fuera a numerosas empresas.

Tantas que, según explicaron fuentes de la Spri, son aún casi cuatro millones de euros los que están disponibles. Responden a solicitudes que no pasaron los filtros tanto del departamento dependiente de la consejería de Desarrollo Económico y Competitividad como de Osalan, cuyos técnicos también se encargan de revisar algunos aspectos.

Sea como fuere, la cantidad es lo suficientemente alta como para que la industria acelere de nuevo y se lance a pedir estas ayudas, que permiten recibir hasta un 15% del coste de las máquinas compradas este año con un límite de 70.000 euros por operación y de 100.000 por compañía. Los ocho millones (que se agotarán sin ningún género de dudas) permitirán movilizar una inversión total próxima a los 80 millones de euros.

Beneficios indirectos

El Renove Maquinaria supone un espaldarazo tanto para quienes se benefician del programa de manera directa como para la industria vasca, que hasta ahora (y esto no tiene porqué cambiar) ha protagonizado la mitad de las ventas de esos equipos. Cabe recordar que el plan no se limita a la máquina-herramienta, aunque es verdad que estos equipos protagonizan la inmensa mayoría de las operaciones subvencionadas.

Los datos oficiales de las dos primeras convocatorias revelan un reguero de 691 empresas vascas beneficiadas. Si el mercado no varía demasiado, y no tiene por qué hacerlo, con esta tercera edición el Renove Maquinaria habrá ayudado a casi mil pymes.

La experiencia demuestra también que la mitad de las firmas ayudadas son guipuzcoanas, lo que evidencia la importancia de este programa para la industria del territorio. La inversión movilizada total en estos tres años rondará, en base a estimaciones apoyadas en los programas de 2014 y 2015, los 270 millones de euros.

Como explicó en su día Alexander Arriola a este diario, el plan persigue «alcanzar un alto grado de modernización de los equipamientos productivos de las pymes industriales vascas, y su adecuación a las normas de seguridad y salud laboral, así como una mejora de la productividad que aumente su grado de competitividad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate