Diario Vasco

El Gobierno ve «muy precipitado» hablar de 5.000 millones de ajuste para cumplir con Bruselas

Soraya Sáenz de Santamaría.
Soraya Sáenz de Santamaría. / Efe
  • El Ejecutivo aprueba el proyecto presupuestario que incluye una prórroga de las cuentas públicas y un déficit en 2017 del 3,6% frente al 3,1% fijado por la UE

El Gobierno ha aprobado el proyecto presupuestario de 2017 que exigía Bruselas antes del 15 de octubre. Sin embargo, al estar el Ejecutivo en funciones se trata de una prórroga de las cuentas públicas de 2016 con una actualización de la senda de déficit. En concreto, el documento contempla que el desfase entre ingresos y gastos sea del 3,6% el próximo ejercicio, frente al 3,1% que pide la Comisión Europea. Es decir, España tendrá que hacer un ajuste de unos 5.000 millones de euros en 2017 para cumplir el objetivo. Sin embargo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría no quiso valorar posibles medidas para corregir ese desfase. “Es muy precipitado hablar de cifras y gastos”, ha sostenido.

La número dos del Ejecutivo ha afirmado que el proyecto lo único que hace es “aplicar la evolución del cuadro macroeconómico”. En este sentido, el Ejecutivo mantiene la estimación de un crecimiento del 2,3% para 2017. “La previsión de ingresos en este plan es muy prudente y conservadora”, ha explicado Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta tampoco ha querido valorar posibles medidas para ajustar esos 5.000 millones al asegurar que es “muy precipitado” hablar de cifras y gastos.

En cualquier caso, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ya advirtió a la Comisión esta semana tras la reunión del Eurogrupo que el déficit de 2017 sería superior al previsto por Bruselas. Sin embargo, justificó este desfase por la imposibilidad del Gobierno de incluir nuevas medidas al estar en funciones. En cualquier caso, aseguró que el próximo Ejecutivo no tendría que realizar “grandes ajustes” para cumplir con ese 3,1%.

El plan del Ejecutivo sí incluye la medidas adoptadas para conseguir cumplir con el déficit del 4,6% este año. Entre esas iniciativas están los más de 8.000 millones que Hacienda espera ingresar con la modificación en el Impuesto de Sociedades para adelantar el cobro de los pagos fraccionados. Una medida que afectará a las empresas con más de 10 millones de euros de facturación. Esta modificación está incluida en el documento que se enviará a Bruselas aunque todavía está a expensas de ser ratificada por el Parlamento, un trámite que debería superar sin problemas porque la práctica totalidad de los partidos se han mostrado a favor.

Ahora Bruselas deberá analizar el documento enviado por el Ejecutivo y evaluar si va en la dirección adecuado. Las autoridades comunitarias quieren vigilar en corto a España, sobre todo después de que el año pasado incumpliera el déficit de 2015. De hecho, la Comisión inició un procedimiento sancionador contra España que a punto estuvo de costarle una multa del 0,2% del PIB.

Pensiones

Sáenz de Santamaría ha asegurado que se está analizando si la proposición de Ley presentada ayer en el Congreso por todos los partidos salvo el PP y Ciudadanos para que las pensiones se revaloricen en 2017 un 1,2% frente al 0,25% previsto cumple los requisitos o puede ser vetada por incluir un aumento del gasto. En cualquier caso, la vicepresidenta ha recordado que “siempre que ha habido un gobierno del PP ha habido revalorización de pensiones”. Así, ha destacado que fue durante el mandato del socialista José Luis Rodríguez Zapatero cuando se congelaron estas partida.

Además, la también portavoz del Ejecutivo ha explicado que desde 2013 –fecha en que entra en vigor la nueva normativa en la que se desligaban del IPC- las pensiones se han revalorizado en 2.077 millones. Sáenz de Santamaría ha incidido en que si hubieran evolucionado en función de la inflación, que ha sido negativa gran parte de ese periodo, las pensiones habrían bajado 1.240 millones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate