Diario Vasco

La concesión de préstamos a las pymes vascas se reactiva y se acerca a niveles precrisis

  • Kutxabank, que gestiona el 60% de los créditos, ha aprobado 1.500 millones hasta el tercer trimestre, dirigidos especialmente a la compra de maquinaria

Las pymes vascas han pisado el acelerador y comienzan a mirar la crisis por el espejo retrovisor. Esta conclusión se desprende tras analizar los datos de concesión de créditos aportados ayer por Kutxabank, un baremo fiable si tenemos en cuenta que es el banco de referencia para el 60% de las pequeñas y medianas empresas asentadas en Euskadi.

El banco de las kutxas gestionó en septiembre 33 millones más en créditos que en el mismo mes de 2015, registrándose un incremento del 35% en el número de operaciones. El dato resulta especialmente positivo porque septiembre suele ser un mes de transición tras la parada que se produce en verano.

Si se estudian los datos en perspectiva, la evolución hasta el tercer trimestre también presenta una senda alcista. En lo que va de año, el banco ha concedido créditos por valor de 1.500 millones de euros, un 10% más que en 2015 (1.900 millones si se suman los préstamos a las grandes empresas).

Cabe destacar que el crecimiento de los préstamos para activos fijos ha sido del 44%. Por tanto, el dinero se está empleando principalmente en la compra de maquinaria, equipos y aplicaciones informáticas o utillaje. Este dato resulta clave para calibrar el nuevo rumbo de las pymes, porque indica que las compañías piden dinero para inversiones productivas.

En esta misma línea, el banco indica que por primera vez desde 2008 y por segundo trimestre consecutivo, el saldo en activo fijo productivo de las pymes crece y continúa en positivo, lo que implica que las nuevas formalizaciones en inversión crediticia productiva superan por fin las amortizaciones.

Las pymes también se muestran activas en el camino de la internacionalización. La financiación para comercio exterior ha crecido un 9% hasta septiembre. Kutxabank ha duplicado en dos años, tanto en volumen de negocio como en número de operaciones, los productos de cobertura para las empresas exportadoras e importadoras. Entre estos productos se encuentran los seguros de cambio de divisas, de combustible o de materias primas.

La entidad que preside Goyo Villalabeitia realiza un balance positivo de la actividad empresarial en Euskadi. El banco señala que la mejoría comenzó a hacerse patente en 2014, cuando la entidad constató una curva ascendente en la financiación del circulante a la empresas, tendencia que continuó en 2015 con el despegue de los créditos para inversiones productivas.

En el año en curso, Kutxabank constata que la demanda de préstamos de pymes y grandes compañías «se acerca progresivamente a los registros previos a la recesión». El banco vasco añade que «los buenos datos de septiembre hacen presagiar un buen cierre del ejercicio».

Confianza empresarial

La valoración de Kutxabank coincide con la manifestada el 29 de septiembre por los responsables de Adegi durante la presentación de la Encuesta de Coyuntura. «La confianza repunta. El 90,5% de las empresas cree que la situación del mercado es de normalidad o de reactivación; el 95% de las compañías prevé mantener o aumentar su plantilla y las ventas aumentan a un ritmo del 2,1%», señalaron los responsables de la patronal.

A este clima de optimismo se suma el Gobierno Vasco. El Ejecutivo autónomo, ante los buenos resultados obtenidos por la economía de Euskadi y la de su entorno durante el primer semestre de 2016, ha revisado su última previsión de crecimiento del PIB para 2016 del 2,5% inicial al 2,9%. En 2017 el Gobierno Vasco espera un crecimiento económico del 2,2%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate