Diario Vasco

Arcelor aplaza las recolocaciones en Asturias hasta que acabe la negociación de las mejoras

  • Los trabajadores pidieron ayer que la firma respete las condiciones de trabajo de Zumarraga

  • En la primera reunión en el Preco, la multinacional solo ofreció elevar la indemización para los que renuncien al puesto tras ser reubicados

Al menos dos semanas más tendrán que esperar la mayoría de los 85 trabajadores de Arcelor Zumarraga que optaron por la recolocación en las plantas asturianas de la multinacional para conocer sus puestos de destino y las condiciones laborales con las que deberán trasladarse. Ayer se celebró una reunión del periodo de conciliación entre el comité de empresa y los representantes de la compañía para tratar de negociar una mejora en las condiciones de los traslados, aunque, de momento, las posturas pareces estar algo alejadas.

En principio, según pudo conocer DV, la multinacional solicitó el aplazamiento del proceso judicial abierto tras la denuncia por parte de los sindicatos de la fábrica de una alteración ilegal de las condiciones de trabajo a los reubicados en Asturias con el objetivo de negociar dichas condiciones. Pero en el segundo encuentro de la negociación -primero con planteamientos concretos-, celebrado ayer en el Preco de Donostia, la propuesta de la empresa no implicaba ningún cambio sustancial en dichos traslados. Una circunstancia que sorprendió a los portavoces sindicales del comité que volvieron a reiterar su propuesta a Arcelor para que sea analizada por esta y respondida en una nueva reunión que se celebrará la próxima semana.

Hasta entonces, solo a los trabajadores que así lo soliciten se les comunicará el puesto en el que serán reubicados, y cualquier modificación de sus condiciones laborales será trasladable a ellos una vez se puedan llegar a acordar entre ambas partes. De momento, según fuentes de CC OO Euskadi en el comité, los más interesados en que la reubicación llegue cuanto antes son las familias que ya se han trasladado a distintos municipios asturianos y que esperan desde hace semanas la comunicación por parte de la multinacional. El resto de reubicados, la gran mayoría, deberán esperar a que se cierre el periodo de conciliación, que en principio se extiende durante 15 días, aunque ambas partes pueden acordar prorrogarlo en caso que las negociaciones continúen.

Sin embargo el primer encuentro negociador tras conformarse la mesa no resultó nada fructífero para los operarios acogidos a los traslados. El comité había recibido el compromiso por parte de la empresa de que los representantes de la dirección llevarían un primer planteamiento de mejora de condiciones a la reunión de ayer, pero apenas encontraron novedades que pudieran resultar beneficiosas para el colectivo que se trasladará a Asturias.

Mejora de la indemnización

Según fuentes sindicales, la firma les propuso un plazo de reconsideración para los nuevos puestos de tres meses. Esto es, que podrían renunciar a sus puestos en un plazo de 90 días si no les convence el nuevo emplazamiento. Además, Arcelor también presentó una mejora en la indemnización percibida por los trabajadores en caso de que se hiciera efectiva esa renuncia, aumentando de 20 días por año hasta los 30 la indemnización por despido. Los representantes de los trabajadores consideran «insuficiente» este ofrecimiento que, en su opinión, «sigue en la línea de que la empresa prima la salida de personal mientras que nosotros queremos seguir trabajando».

Desde el comité solicitaron a la multinacional que se respeten las condiciones salariales que tenían en Zumarraga en su puesto de destino y esperan que la empresa realice una propuesta en este sentido en la próxima reunión. A su vez, les parece mínimo el plazo de tres meses para renunciar, en su caso, al puesto asignado, ya que afirman que cuando se realizaron las reubicaciones de Madrid a Zumarraga, el plazo fue de 18 meses.

Por otra parte, la empresa volvió a descartar que actualmente exista alguna posibilidad de que alguno de los 85 trabajadores que se acogieron a la recolocación se pueda queda en alguna planta de la multinacional en Euskadi o Navarra. «Nos han comunicado que han hecho todos los esfuerzos pero que a día de hoy, no hay ninguna posibilidad», confirmaron desde el comité.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate