Diario Vasco
Isabel Martín, en la sede de la empresa en Donostia, donde trabajan 35 profesionales.
Isabel Martín, en la sede de la empresa en Donostia, donde trabajan 35 profesionales. / LUIS MICHELENA

Isabel Martín (directora general de Prevencilan): «La prevención en salud laboral sufrió durante la crisis; ahora se está recuperando»

  • La responsable de la primera firma acreditada en Euskadi destaca que muchas empresas todavía se conforman con el cumplimiento formal, «aunque cada vez son menos»

La crisis ha dejado una huella profunda en muchas cosas y también pasó factura a la prevención de riesgos laborales, según admite Isabel Martín, directora general de Prevencilan, la primer empresa del País Vasco que se acreditó, ahora hace veinte años, para ofrecer este tipo de servicios. Martín afirma que las empresas priorizaron sus inversiones para reducir gastos entre 2008 y 2013 y «la prevención dejó de ser tan prioritaria». No obstante, añade que desde 2014 se está recuperando.

-La siniestralidad laboral está aumentando y no solo por la mayor actividad, ya que también crecen los accidentes por cada mil trabajadores. ¿A qué se debe?

-La primera causa es el aumento de la actividad económica, que ha conllevado la contratación de más personal. Ahí entra en juego un factor, como es el de la menor experiencia de los trabajadores. Pero otra razón es que entre 2008 y 2013 las empresas priorizaron sus inversiones para reducir gastos, y la prevención dejó de ser tan prioritaria. Desde 2014 se está recuperando esa inversión tanto en renovación de maquinaria como en planes de prevención de riesgos y salud laboral. También se puede observar en las consecuencias que hay un componente de incremento del estrés laboral y de los riesgos psicosociales, porque cada vez hay más infartos, accidentes in itinere...

-¿Ha evolucionado mucho la prevención desde que se aprobó la Ley hace veinte años?

-En un inicio la prevención estaba enfocada sobre todo a la seguridad laboral, que tiene que ver más con el componente físico. Hoy en día los riesgos psicosociales están adquiriendo mayor importancia, sobre todo en las empresas más concienciadas. Además, en determinadas empresas la prevención de riesgos psicosociales es obligatorio.

-¿En cuáles?

-A partir de un número determinado de trabajadores y en algunos sectores, como la construcción o en las industrias manufactureras, entre otras.

-Cuando hablamos de riesgos psicosociales, ¿a qué nos referimos?

-Son todos aquellos facores que afectan al bienestar o salud -física, psíquica o social- del trabajador. Son temas que tienen que ver con los ambientes del trabajo, estrés, ambiente de equipo. Lo importante es establecer un plan de acción y mejorar la salud laboral, generar un entorno más proclive. Va ligado al concepto de empresa saludable y se trabaja cómo está la organización en ese ámbito. Se analizan cuestiones como la alimentación, los horarios de trabajo... Se trata de aspectos culturales que resultan más difíciles de cambiar, pero a la larga redundan en una mayor productividad y eficacia. La prevención bien trabajada redunda en una mayor satisfacción del trabajador y en entornos más beneficiosos. Cada vez hay más empresas que están evolucionando hacia ese estadio porque están más concienciadas.

-Eso choca con lo que dijo su antecesor en la dirección general en julio en este periódico de que 'no hay cultura preventiva pese a todo lo que se cacarea su importancia'.

-Hay muchas empresas que todavía están en el ámbito de la obligatoriedad, que se conforman con el cumplimiento formal, aunque cada vez son menos. Hay empresas realmente avanzadas que ven la prevención como un instrumento de conexión entre la compañía y el trabajador, que tienen una cultura más integradora y eso redunda en que el trabajador esté más contento en su puesto de trabajo. Cada vez se pasa más del aspecto teórico al cultural, aunque después de veinte años se tendría que haber avanzado más. También es verdad que los aspectos culturales requieren de más tiempo.

- La siniestralidad laboral crece en Gipuzkoa en menor medida que en Bizkaia o Alava. ¿Hay una mayor conciencia en nuestro territorio?

-En Gipuzkoa está muy desarrollada la cultura de la prevención. Existe una mayor aplicación de la Ley que en otras zonas de España, donde no se ha aplicado con la misma intensidad. En cualquier caso, en la zona norte hay mayor actividad económica y eso se nota en que hay una mayor cultura de la prevención. Además, Euskadi tiene un Instituto de Seguridad y Salud Laboral (Osalan) que es referente en todo el Estado y que actúa de tractor tanto para los servicios de prevención como para las empresas, intentado que estas evolucionen.

-Los sindicatos también achacan la mayor siniestralidad a la precariedad laboral.

-Teóricamente tiene que incidir, pero no lo notamos. Nosotros vemos que está más ligado al sector, a la actividad de las empresas y a la menor inversión durante la crisis. Si la maquinaria es más obsoleta es más proclive a que se produzcan accidentes.

-La construcción siempre ha sido un sector con una gran incidencia, pero en el último año también aumenta en la industria y en el sector primario.

-En la industria se incrementa, pero porque aumentan los leves, mientras que los graves o mortales bajan. Las organizaciones patronales dicen que si se tiene en cuenta un ciclo largo, desde 2000 hasta 2015, el índice de incidencia ha bajado a la mitad. A partir de 2015 hay un ligero repunte, pero es por los accidentes leves.

- Últimamente se están produciendo algunos accidentes mortales en el sector forestal. ¿Es un sector poco concienciado?

-No sabría decirte. Aunque sí parece que la siniestralidad laboral aumenta en el sector primario.

-Las enfermedades profesionales han sido las grandes olvidadas dentro de la prevención. ¿Se está revirtiendo la situación?

-Las empresas no empiezan a tomar medidas hasta que se descubren estas enfermedades, como es el caso de las derivadas de la exposición al amianto. La empresas no se han relajado en absoluto. Fruto de las inspecciones y de las indemnizaciones se están abordando desde las empresas. Por ejemplo se está evolucionando mucho en la incorporación de equipos de protección individual.

-Los sindicatos denuncian que muchas enfermedades profesionales son tratadas en el sistema público como enfermedades comunes.

-Es un terreno en el que hay mucho por hacer. Se requiere de tiempo para que se pueda diagnosticar como enfermedad profesional. Requiere de un seguimiento.

-Las condiciones ergonómicas son también fundamentales. Hay empresas que limitan la prevención en esta materia dedicando únicamente dos minutos a cada trabajador y a su puesto de trabajo. ¿Es suficiente?

-Nosotros damos una atención personalizada y de calidad. Fuimos la primera empresa del País Vasco acreditada para ofrecer servicios de prevención y hoy lo estamos también a nivel estatal. Dentro de la planificación de la seguridad y salud laboral tiene que estar la ergonomía y tiene que ser más personalizada, tanto en lo que respecta a la información como a la formación, porque los usos y constumbres de cada uno son diferentes.

-Lleva unos meses al frente de Prevencilán. ¿Qué objetivos se marca?

-A futuro, la idea es crecer, partiendo de nuestra mayor presencia en el País Vasco. Pretendemos avanzar en el mundo de la prevención. Trabajamos en cuatro áreas: seguridad en el trabajo, higiene industrial, ergonomía y psicosociología aplicada y medicina del trabajo. Queremos avanzar en el mundo de la prevención, acompañar a las empresas, asesorarles para hacer que evolucionen. Abordar en profundidad su organización para convertirlas en empresas saludables, con una cultura preventiva y comportamientos saludables.

-¿Cuál es el área que más está creciendo?

-La psicosociología es la que está más en boga. Es una de las cuestiones que más preocupa a las empresas, entre otras cosas porque los niveles de exigencia y de productividad son cada vez mayores y tiene sus consecuencias si no se aborda correctamente. También la vigilancia de la salud está adquiriendo mucha importancia y se realizan pruebas en las revisiones médidas más amplias de lo estrictamente legales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate