Diario Vasco

La mitad de los contratos que se firman en Euskadi concluye en menos de un mes

  • Gipuzkoa presenta la peor evolución, con cerca de dos de cada diez acuerdos laborales por obra o de interinidad con una duración inferior a la semana

Cara o cruz. Si seleccionamos al azar a uno de los vascos que fue contratado de forma temporal durante el segundo trimestre de este ejercicio, tendríamos las mismas posibilidades de acertar si dijésemos que su contrato se caducó en un mes o superó esa barrera temporal. Así lo revela el último informe del Consejo vasco de Relaciones Laborales (CRL) que sitúa en el 49,5% la cifra de contratos con una duración inferior a los 30 días del total de 222.969 acuerdos temporales firmados en el País Vasco entre abril y junio de este ejercicio -solo 16.322 fueron indefinidos-. Una cifra elevada y superior al resto del Estado y que los sindicatos destacarán hoy en el día del Trabajo Decente.

El porcentaje supone cerca de un punto menos que en el mismo periodo de 2015, cuando se elevaba hasta el 50,3%, pero es superior a las cifras que se presentaron a cierre del pasado ejercicio (49,2%) y casi dos puntos por encima que en 2014, año que concluyó con un 47,6% de acuerdos laborales temporales firmados con una duración inferior al mes. Parece, por tanto, que aunque la recuperación económica, como apuntan los sindicatos, se está sustentando en una mayor precariedad laboral, la tendencia parece ir estabilizándose en esa franja ligeramente por debajo del 50%.

Si analizamos los datos más recientes sobre contratos del Servicio Estatal de Empleo (SEPE) podemos observar que en agosto -último mes con un informe completo disponible- la prevalencia de contratos temporales inferiores al mes repuntó en comparación con el cierre del primer semestre en Euskadi. Los meses de verano son característicamente propicios para que se registren este tipo de acuerdos laborales breves, pero aun así, las magnitudes que se desprenden muestran la baja duración de las ofertas laborales actuales. Así, de los 59.971 contratos que se firmaron en Euskadi -teniendo en cuenta todos, tanto temporales como indefinidos-, 31.890 tuvieron una duración estimada inferior al mes.

Así lo recoge la clasificación por duración de los acuerdos que no son indefinidos que presenta el SEPE por comunidades autónomas. En esta lista, se incluyen los contratos de obra o servicios los de interinidad y los eventuales. De esta forma, 4.151 de los de obra, 6.614 de interinidad y 21.125 eventuales registraron una duración inferior a los 30 días, en total un 53,17% del total.

En comparación con el resto del Estado, la diferencia es notable, y es que en toda España el porcentaje de contratos firmados en agosto con una duración inferior al mes, fue del 43,8%, casi diez puntos por debajo de la media vasca. Sobre 1.413.070 acuerdos laborales sellados durante el octavo mes del año, 618.987 tuvieron esa caducidad próxima.

Pero si ya parece alta la tasa registrada en Euskadi, la de Gipuzkoa destaca todavía más por encima de la media vasca. Y es que de los 18.735 contratos totales firmados en el territorio en agosto (solo 884 de ellos fueron indefinidos), el 54,7% de los mismos, es decir, 10.256 no pasaron del mes. Además, una parte reseñable de ellos, al menos 1.726, no llegaron a los siete días de duración. Y decimos 'al menos' porque solo los contratos de obra o interinidad tienen un detalle temporal por jornadas, mientras los eventuales meten en el mismo saco los acuerdos que duran una jornada o 30, de forma que habrá otra bolsa desconocida de contratos con una duración de menos de siete días.

De esta forma, en Gipuzkoa se firman el doble de contratos con una duración inferior a la semana que los que no tienen fecha de caducidad. Casi el 10% del total de acuerdos firmados, y el 19,7% si solo tenemos en cuenta los de obra e interinidad. En Euskadi, 9 de cada 100 contratos firmados en agosto apenas alcanzó la semana de duración y en el conjunto del Estado ese porcentaje apenas alcanza el 5,7% del total.

La industria rompe la baraja

Si recurrimos a un mes en el que la eventualidad no es tan destacable en el mercado laboral, por ejemplo enero ya que finaliza la campaña de Navidad, nos encontramos que en este ejercicio el 44,3% de los contratos firmados en el primer mes del año en Euskadi no superaron los 30 días. En este caso, también Gipuzkoa destaca por encima de la media, con un 46,2%, y España se quedó en el 38,08%.

¿Ha cambiado el panorama con respecto a antes de la crisis? Podríamos decir que sí. Y es que en enero de 2008, año en el que la crisis se desató en Euskadi, la tasa de contratos inferiores al mes se situaba en el 32,9%, doce puntos por debajo de lo registrado el pasado enero. Mientras en el Estado apenas 3 de cada diez contratos tenían esa duración, concretamente el 29,1%. Las estadísticas muestran, de forma evidente, que la proporción de contratos breves ha crecido más en Euskadi durante la crisis que en el Estado.

Las cifras estatales de duración de contratos por sectores que aporta el SEPE señalan a la industria como una de las responsables principales de la reducción de jornadas en los acuerdos laborales. Así, mientras en enero de 2008 la duración media en días de los contratos firmados en el sector manufacturero en el Estado se situaba en los 142,06 días, ocho años más tarde, los acuerdos de trabajo formalizados en el mismo mes apenas tenían una duración media de 62,9 días, dos meses y medio menos que antes de la crisis. La media total descendió de los 83,39 días, a los 54,9 del pasado mes de enero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate