Diario Vasco

«La presencia global es básica»

Javier Imaz (Gestamp), Teresa Madariaga (Ingeteam), Oskar Goitia (Mondragon Internacional) y el moderador.
Javier Imaz (Gestamp), Teresa Madariaga (Ingeteam), Oskar Goitia (Mondragon Internacional) y el moderador. / FERNANDO GÓMEZ
  • Directivos de tres multinacionales vascas apuestan por la internacionalización para competir

En los despachos de los directivos de numerosas empresas vascas ocupa un lugar destacado un mapamundi salpicado de chinchetas. Cada una de ellas indica la localización de una planta productiva o de una oficina comercial. No es de extrañar. La internacionalización forma parte desde hace tiempo del ADN de nuestro tejido industrial, pero no se debe bajar la guardia. La competencia es feroz.

Tres directivos de multinacionales vascas participaron ayer en la primera de las dos jornadas Intergune+ organizadas en el BEC de Barakaldo por la Spri. Teresa Madariaga (presidenta de Ingeteam), Oskar Goitia (presidente de Mondragon Internacional) y Javier Imaz (CEO de Gestamp Renewables Industries) explicaron a los asistentes que llenaban el auditorio su experiencia en varios países. La conclusión fue que «la presencia global es básica, aunque en el camino haya fracasos porque de ellos - subrayó Goitia- también se aprende».

Estados Unidos

Sin miedo al proteccionismo de Donald Trump

Las tres multinacionales vascas citadas tienen una fuerte presencia en Estados Unidos, con fábricas a pleno rendimiento y una firme intención de permanencia. Consideran que es un mercado difícil y proteccionista, un rasgo este último que puede acentuarse si Donald Trump llega a la presidencia. No hay que olvidar que ha amenazado con dejar sin validez el tratado de libre comercio firmado entre Estados Unidos, México y Canadá (Nafta).

No obstante, los tres directivos coinciden en que una cosa es la campaña electoral y otra la realidad posterior. En este sentido, Oskar Goitia afirmó que los norteamericanos son «muy pragmáticos» y no dejarán que se produzca un terremoto comercial. El directivo de Mondragon Internacional subrayó que Estados Unidos «es un buen acelerador de inversiones. Es un buen lugar para chequear tus productos y estar en la vanguardia». En esa misma línea, Imaz indicó que hay que diferenciar entre los «anuncios grandilocuentes» y la política que llevará a cabo el Congreso.

Afirman que se trata de un país clave para sus estrategias. En el caso de Gestamp, el mercado americano resulta ineludible, porque es el segundo más importante en energía eólica después de China. Ingeteam, de la que forma parte la beasaindarra Indar, abrió en Milwaukee la planta más grande fuera de España.

Brasil

País complicado, pero con gran potencial

Del gigante del norte al del sur. El diagnóstico de los tres directivos es común. Se trata de un país complicado, pero con un gran potencial. Teresa Madariaga explica que las inversiones de Ingeteam se van a mantener, porque pese a los problemas políticos que padece, «es uno de los motores más importantes del continente».

El CEO de Gestamp señala que «el potencial es tremendo. Si consigues 'tropicalizarte' -en el sentido de hacerse a la peculiar forma de funcionar en aquel país- surgen muchas oportunidades. Los problemas con la divisa han dado un zarpazo considerable a los resultados, pero parece que vuelve la normalidad. Soy moderadamente optimista».

Algo más cauto se muestra el presidente de Mondragon Internacional, grupo que está presente en numerosos sectores. «Es un país en el que se hace caja a una gran velocidad, a la misma que se producen las pérdidas. Hay quien dice que ahora es el momento de invertir, pero hay que ser cautos».

Los tres directivos analizaron también la situación en México, Colombia y Argentina. Respecto al primer país, señalaron que es básico en sus inversiones. En el caso de Colombia, indicaron que pese a la incertidumbre tras el plebiscito, la previsión es que siga evolucionando positivamente, debido al impulso del gobierno a la construcción de infraestructuras. Argentina fue calificado como país difícil. El directivo de Mondragon Internacional reconoció que todavía sufren «varias heridas abiertas».

Reino Unido

Un socio importante,

pese al 'Brexit'

La salida del Reino Unido de la UE no provoca especial inquietud. De hecho, Gestamp está sopesando abrir una nueva planta, dado que aquel país es líder en parques eólicos marinos. «No habrá cambios radicales -señala Imaz- aunque sí se escenificará una confrontación. No podemos hacernos daño. La UE es un gran mercado para el Reino Unido y viceversa». El directivo de Gestamp añade que el 'Brexit' puede ser una oportunidad para implantarse allí y así compensar la caída de las exportaciones hacia aquel país.

En opinión del presidente de Mondragon Internacional, el Reino Unido seguirá siendo un socio importante «bien para exportar o para implantarse».

China

Ha perdido lustre, pero sigue siendo un gigante

China en los últimos tiempos ha perdido parte de su lustre. La ralentización de su economía (aunque comparada con la europea crece como un cohete), la subida de los salarios y los sustos provocados por su moneda parece que le han restado atractivo. Los directivos de Mondragon y de Gestamp no participan de esta opinión. Goitia señala que la salida de empresas de China «es muy mediática, pero por cada una que sale entra otra». El grupo dispone de veinte fábricas en el gigante asiático y la previsión es ampliar la capacidad.

Gestamp Renewables Industries apuesta sin dudar por aquel país. «Padecen un grave problema de contaminación y están incentivando las energías renovables. Tenemos un socio local para la fabricación de suministros destinados al sector eólico y el acuerdo está funcionando bien, especialmente en la fabricación de bridas».

La experiencia no ha sido positiva para todos. Teresa Madariaga explica que la presencia de Ingeteam en China se remonta a hace veinte años, en sectores como el siderúrgico o el naval. «No ha sido una historia de éxito. Fabricamos productos de muy alta tecnología y nuestros clientes de allí no la demandaban». Añadió que la opción de trabajar para un mercado menos exigente no es viable porque la competencia «local es brutal».

Irán

Tras el fin del embargo, motor de toda la región

Irán ha vuelto al escenario internacional con dinero a espuertas procedente del petróleo y la ambición de pisar fuerte, incluso de hacerle sombra a Arabia Saudí. Por estas razones, a las que se añade una población de 80 millones de habitantes deseosos de consumir, emerge tras el fin del embargo como un mercado apetitoso. «Hay muchas oportunidades -afirma Goitia-. Llevamos quince años allí. Es un país muy interesante, con una enorme capacidad de absorber tecnología punta. Necesitan construir hoteles, hospitales, infraestructuras y renovar el sector oil&gas. Va a ser el motor de toda la región».

Gestamp está analizando la posibilidad de implantarse en la república islámica a la vista de los ambiciosos proyectos en energía eólica del gobierno y el deseo de renovar el parque de automóviles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate