Diario Vasco

Casi un 80% de los vascos cree positivo el impacto de la empresa en la sociedad

  • El porcentaje rompe más de un esquema al revelar un mayor aprecio que en España o en la media de la Unión Europea

  • Las personas de entre 46 y 64 años, así como los votantes de PP o PSE, son los colectivos que reconocen con mayor rotundidad el papel de las compañías en Euskadi

El último Sociómetro realizado por el Gobierno Vasco (correspondiente al mes de julio y basado en encuestas realizadas a 2.310 ciudadanos entre el 23 de mayo y el 2 de junio pasados) incluía, junto a las habituales cuestiones políticas o de orden social, un apartado económico centrado en el papel de las empresas en Euskadi y en la percepción que existe de las mismas. Los resultados de este apartado especial han sorprendido a más de uno, al revelar que casi un 80% de los consultados asegura que la influencia de las empresas en la sociedad es positiva (52%) o muy positiva (26%). Jóvenes y trabajadores con experiencia, así como los votantes del Partido Popular y del PSE (por delante de los próximos al PNV) son los colectivos que más afinidad demuestran con la empresa.

Llama poderosamente la atención que esa valoración positiva de la influencia que la empresa tiene en la sociedad está por encima de las medias europea y española, y sólo resulta equiparable a la percepción que demuestran los ciudadanos daneses, si se comparan los datos del Sociómetro y del Eurobarómetro. De hecho, el apoyo (medido como ese 78%) en Euskadi resulta superior al obtenido en lugares con inmensa e indiscutible tradición empresarial como pueda ser Alemania, donde la respuesta positiva se queda en el 54% del total.

De vuelta al Sociómetro vasco, sólo un 10% de los consultados optó por la casilla de 'algo negativa' cuando se le preguntó por la influencia de las empresas. La peor nota ('muy negativa') fue la elegida por un 3%. El repaso territorial de este apartado revela que el aplauso o la buena imagen que se dice tener del corpus empresarial es más intenso en Álava (un 46% se decantan por el 'muy positivo' frente a la media del 26%), frente a Bizkaia (25%) o Gipuzkoa, donde la 'nota' más alta se queda en un 23%, aunque el notable (la valoración positiva) supera el promedio y se eleva al 59%, con lo que la buena imagen general llega al 82% de los casos.

El Sociómetro del Ejecutivo separa también los datos en función del género. Pero aquí apenas hay diferencias. Tan sólo la valoración 'muy positiva' es ligeramente superior en el colectivo femenino (27) que en el masculino (26). Del mismo modo, puestos a 'suspender' a las empresas o, mejor dicho, a restar importancia a su influencia en la sociedad, los hombres se muestran más duros (14%) que las féminas (11%).

Esa buena sensación se da en todos los tramos de edad, pero sobre todo en los grupos de entre 46 y 64 años de edad (aquellos con más años trabajados), donde el promedio de percepción positiva se eleva al 81%. Tambien los jóvenes (de 18 a 29 años) otorgan un 79% de respuestas positivas. Por el contrario, son las personas de entre 30 y 45 años (76% de 'aplausos') y los jubilados (77%) los dos colectivos en los que la valoración positiva presenta menos intensidad. Otra curiosidad. Si se pone el foco en el lugar de nacimiento de la persona consultada, es mayor la precepción positiva de la influencia de la empresa entre aquellos nacidos fuera de Euskadi que entre los foráneos. Al tiempo, los originarios de la CAPV o de Navarra son los que peor percepción tienen de las empresas (un 13% da una nota negativa).

¿Cuáles son esos efectos positivos de la empresa que declaran los vascos? En primer lugar (79%), la creación de empleo, seguida de la contribución al crecimiento (56%), el pago de impuestos (28%), la formación a los empleados (24%), el desarrollo de productos y servicios innovadores (21%), el apoyo financiero a la comunidad local (15%) y el rendimiento que dan a los inversores, que fue la respuesta del 7%. «En resumen, que la sociedad vasca asocia claramente a las empresas con el empleo y el crecimiento económico», se felicitó ayer Confebask, que siempre ha lamentado el poco aprecio en Euskadi hacia la empresa y, sobre todo, hacia el empresario.

La estadística da para mucho, y el sociómetro pulsa también el aprecio o la imagen que se tiene de la empresa en Euskadi desde el prisma político. Son los votantes de EH Bildu (71%) y Podemos (76%) los que menos valoran esa influencia. Junto a esto, son los votantes declarados del PP los que (con un 88% de respuestas positivas) mejor percepción demuestran. Les siguen los socialistas (86%) y los jeltzales, con un 84%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate