Diario Vasco

Multa a Caja Laboral por no impedir conflictos de interés generados en la venta de AFS de Eroski

  • La entidad afiram que no ha habido «problema de comercialización» y dice que no se aprecia «mala fe» en su actuación

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha impuesto una multa de 150.000 euros a Caja Laboral Popular Cooperativa de Crédito por incumplir las medidas destinadas a "detectar, impedir y gestionar" los conflictos de interés generados por la intermediación de operaciones por cuenta de clientes minoristas sobre dos emisiones de AFS de Eroski, mediante el case de operaciones entre clientes a precios "significativamente alejados" de su valor razonable entre el 16 de junio de 2010 y el 11 de julio de 2012, según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En el Boletín se recuerda que se ha declarado firme, en vía administrativa, la sanción impuesta a la entidad por la comisión de una "infracción muy grave" en relación a un apartado del artículo 99 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores.

La sanción se impuso, a través de una orden del ministerio de Economía y Competitividad de fecha 20 de noviembre de 2015. La resolución que impone la sanción es firme en vía administrativa, sin perjuicio de las potestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, competente para conocer de los recursos que en su caso se hayan interpuesto o pudieran interponerse.

Caja Laboral

Por su parte, fuentes de la entidad han asegurado que se encuentra evaluando si recurre o no la sanción, que, en todo caso y, según han precisado, no se debe a problemas de "mala" comercialización de las AFS.

La cooperativa de crédito ha apuntado que se trata de una "sanción menor", ya que se sitúa en el tercio inferior de las sanciones que se pueden imponer, y ha subrayado que en la resolución "no se aprecia mala fe".

Según han precisado, en su momento las AFS cotizaban en el mercado AIAF, que "era muy poco eficiente". La CNMV ha entendido que había un conflicto de intereses porque el precio de compraventa de las aportaciones no estaba ajustado "al valor real" de las Aportaciones y considera que no han sido "eficientes" en la fijación del precio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate