Diario Vasco

El juez califica de culpable el concurso de la bergaresa Torunsa e inhabilita a su propietario

El juez de lo Mercantil número 1 de Donostia, Pedro José Malagón, ha declarado «culpable» el concurso de acreedores de la empresa bergaresa Torunsa y responsabiliza al propietario de la firma, R. U. C., al que inhabilita además por un periodo de cinco años para administrar bienes ajenos y le condena a cubrir el 50% del déficil. El magistrado da la razón así a los demandantes, los trabajadores de la empresa, así como a la administración concursal y al fiscal, que solicitaban que se declarara el concurso como doloso. La sentencia, dictada el pasado martes, fue dada a conocer ayer por ELA, que junto con LAB se personó en la causa como representantes de los empleados.

El juez considera probado que el administrador único utilizó un complejo societario para financiar sus aficciones personales -vehículos de carreras de alta gama, según los demandantes- para vaciar patrimonialmente a las empresas del grupo Torunsa en beneficio de otras más convenientes para él ubicadas en Dubai.

Con todo, el magistrado afirma que no se ha justificado que dicha desviación de activos hubieran originado la insolvencia del Grupo Torunsa, como solicitaban los demandantes, ya que los problemas comenzaron en 2008 con una bajada de pedidos que se agravó en los siguientes ejercicios. No obstante, considera que sí agravó su situación en perjuicio de los acreedores y de los propios trabajadores, hasta el punto de estar cinco meses sin cobrar antes de que se declarara, a petición de los empleados, el concurso el 10 de diciembre de 2014. Torunsa se dedicaba a la producción de artículos de tornillería y mecánica en general y contaba con 32 empleados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate