Diario Vasco
De la Villa y Muñoz.
De la Villa y Muñoz. / M. CECILIO

ELA inicia la vía hacia los tribunales europeos para anular las cláusulas que impiden negociar en Euskadi

  • Ha interpuesto una demanda ante la Audiencia Nacional contra el Convenio Estatal de Colectividades con la esperanza de que llegue a la justicia europea

ELA ha decidido plantar batalla judicial contra algunos de los aspectos «más perniciosos» de la estatalización de los convenios y lo ha hecho a lo grande, ya que ha iniciado la vía de los tribunales de la mano de uno de los juristas más prestigiosos del país, Luis Enrique de la Villa, socio del bufete Roca Junyent. La central liderada por Adolfo 'Txiki' Muñoz, interpuso el pasado 18 de julio una demanda ante la Audiencia Nacional para impugnar el I Convenio Estatal de Restauración Colectiva -comedores escolares- frente a la patronal Fears y los sindicatos CC OO y UGT, firmantes del acuerdo, por vulneración de los derechos fundamentales de libertad sindical y negociación colectiva, ya que ELA considera que algunas de sus cláusulas impiden que los sindicatos vascos puedan negociar en el ámbito de Euskadi.

En concreto el punto noveno establece que si se quiere negociar un convenio en la CAV los sindicatos vascos tienen que pedir autorización a la Comisión Paritaria del Convenio Estatal. En opinión del sindicato y del jurista, esta cláusula que viene propiciada por los cambios producidos en las dos últimas reformas laborales «excluye los denominados espacios intermedios de negociación, es decir, los autonómicos o provinciales».

Reservar al sindicalismo estatal la capacidad de negociar y privar a los sindicatos implantados a nivel autonómico choca abiertamente, según el jurista, con el derecho laboral internacional, concretamente con la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Recuerda que el artículo 28 de esta Carta, establece que todo sindicato tiene derecho a negociar en el nivel adecuado. «De ahí se desprende que la regulación legal del Estatuto de los Trabajadores no puede dar cabida a convenios colectivos que como el que tratamos de impugnar, impidan a un sindicato más representativo el ejercicio de una negociación colectiva útil», remarca.

Con dicho argumento, la demanda presentada por ELA solicita a la Audiencia Nacional la nulidad de todas las cláusulas que impiden la negociación en un ámbito inferior, por exceder los límites del ordenamiento vigente, de la ley orgánica de Libertad Sindical y de la Constitución.

Pero si la Audiencia considera que todo ello es el resultado necesario de las reformas laborales, la central defiende que habría que confrontar dicha normativa española con el derecho comunitario, por lo que se solicita a la Sala de la Audiencia Nacional que plantee una cuestión prejudicial al Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE). También se solicita el planteamiento de una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional por considerar que el Estatuto de los Trabajadores vulnera derechos fundamentales al permitir cláusulas excluyentes en los convenios estatales.

El juicio se celebró el pasado 21 de septiembre, pero ELA tiene puestas sus esperanzas en que recale en el TJUE. El recorrido judicial podría durar hasta seis años, por lo que apela a la vía política, en alusión al PNV. pero lamentó que «dicha vía está sorda porque la estatalización de la negociación colectiva les viene bien en el ámbito público y privado».