Diario Vasco

Competencia desleal de los pelágicos

Previamente a decretarse el cierre de la pesquería, el mundo de la mar ya estaba revuelto por la presencia de arrastreros pelágicos de Irlanda y Francia faenando y descargando en los puertos del Norte el bonito capturado. Estos barcos tienen prohibida la captura de atún rojo, pero hace unos días se localizaron en las bodegas de dos pesqueros franceses partidas de esta especie, que fueron decomisadas en Pasaia. Los arrantzales denuncian que estas embarcaciones emplean un arte muy dañino para el medioambiente que además ocasiona muchos descartes. Los armadores cargaron en los últimos días contra la actividad de estas parejas que capturan bonito y exigieron a las autoridades los mismos controles a los que se ve sometida la flota española.