Diario Vasco

Los arrantzales, en contra del cierre esta medianoche de la costera del bonito del norte

Los arrantzales, en contra del cierre esta medianoche de la costera del bonito del norte
  • Solicitan al gobierno una prórroga hasta el viernes para que se confirme si se han superado o no las cuotas y no hacer volver en balde a las flotas que se encuentran ahora en aguas irlandesas

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente cerrará desde la medianoche de este miércoles la pesquería del bonito del norte, ante el posible consumo de la cuota total disponible para España. Una decisión que no ha gustado a las cofradías de pescadores del Cantábrico Noroeste, que han solicitado ministerio una prórroga, hasta el viernes, en el cierre provisional de la costera del bonito del norte.

Las capturas de bonito y sus desembarcos quedan suspendidos y, ahora, las autoridades correspondientes recontarán todas las cantidades descargadas y acreditadas por los diarios electrónicos de a bordo o las notas de venta para comprobar si efectivamente se han agotado los cupos.

El presidente de la Cofradía de Pescadores de Bizkaia, Iñaki Zabaleta, ha explicado ha explicado que los barcos que pescan bonito del norte se encuentran, en la actualidad, en aguas del Sur de Irlanda, por lo que su regreso a puerto requeriría de dos días y dos noches, con un consumo de combustible de unas dos o tres toneladas de gasoil.

Si una vez efectuado el recuento el Gobierno central comprueba que la cuota de bonito no se ha agotado, los barcos tendrían que regresar a la mar, con el consiguiente percance económico.

En cualquier caso, las cofradías de Euskadi, Cantabria, Asturias y Galicia se han puesto en contacto con los directores de Pesca de los gobiernos de sus respectivas comunidades para requerir también que, si no acepta la prórroga, el Ministerio no obligue a regresar a los barcos a puerto hasta tener el recuento definitivo de las capturas.

Zabaleta ha recordado que el Ministerio ha ordenado a los pesqueros que realicen la declaración de venta de las capturas en las 24 horas siguientes al cierre provisional de la costera.

El presidente de la Cofradía vizcaína ha lamentado, sin embargo, que este hecho resulta "imposible" porque los barcos tardan dos días en llegar a puerto, por lo que esta declaración no puede llevarse a cabo en este plazo.

La flota del Cantábrico noroeste ha capturado y desembarcado más de 10.000 toneladas de esta especie, sobre todo barcos de cerco, mientras que la flota canaria ha descargado una cifra próxima a las 4.000 toneladas.

Reabiertas las campañas de anchoa y jurel

Por otro lado, el Ministerio ha reabierto esta madrugada (desde las 00.00 horas del martes) las pesquerías de cerco en aguas del sur de Galicia y de jurel para todas las modalidades en los caladeros del Golfo de Cádiz, tras contabilizar las cesiones temporales de cuota establecidas por los sectores andaluces y gallegos.

Dichos intercambios permitirán mantener abiertas "dos importantes pesquerías que, en estos momentos se encontraban cerradas", según el Ministerio.

Así, el sector de cerco andaluz, ante la posibilidad de aparición de anchoa en aguas de Galicia, al sur del cabo Finisterre, ha decidido realizar una cesión de cuota de esa especie, de 200 toneladas, que se le había asignado a esta flota.

Por su parte, los pescadores gallegos han aceptado la posibilidad de establecer una reserva similar, de 200 toneladas -en este caso 100 de jurel y 100 de caballa-, para que se pueda reabrir la campaña de jurel en aguas del Golfo de Cádiz, cerrada desde el pasado 16 de agosto para todas las modalidades.

Gracias al intercambio los barcos de cerco del Cantábrico noroeste podrán disponer de la posibilidad de desembarcar anchoa y los barcos con base en los puertos del Golfo de Cádiz podrán pescar jurel.