Diario Vasco

Laboral Kutxa ofrece a las empresas una herramienta con la que medir su competitividad

  • El programa Compyte permitirá a las pymes vascas testar de forma gratuita y online sus puntos fuertes y débiles

Laboral Kutxa ha puesto en marcha un programa on line en forma de test dirigido a medir el grado de competitividad de las pymes vascas. La iniciativa, denominada Compyte, es una herramienta on line que las empresas que lo deseen podrán utilizar de forma gratuita en la web habilitada por la entidad vasca, www.compyte.eus.

Los interesados podrán completar el test, diseñado por el departamento Mondragon Innovation & Knowledge (MU-MIK), de Mondragon Unibertsitatea, que funciona como si de un examen o un chequeo médico se tratase. En él se valora cada factor competitivo según su fase de implementación en la empresa interesada y se pondera su valor en función de diversas variables.

Al final se ofrece una nota del 0 al 100, que se puede comparar con las empresas excelentes de cada sector. Cada empresa obtiene su nota y la de su competencia en cada uno de los cinco pilares de competitividad: innovación, imprendizaje,internacionalización, gestión de personas y financiación. Esos cinco aspectos se desglosan asimismo en 20 factores competitivos y en el análisis se señalan cuáles de estos factores clave son los que más debe desarrollar o cuál es su punto fuerte más destacado.

Compyte está a disposición de todas las empresas vascas, tanto si son clientes de Laboral Kutxa como si no. La autoevaluación se realiza de manera particular por parte de cada usuario y tiene entre sus objetivos conocer de forma confidencial los puntos débiles y las fortalezas de cada empresa. De igual forma, permitirá obtener conclusiones generales muy útiles para compartir con todas aquellas organizaciones, públicas o privadas, que puedan contribuir a aprovechar fortalezas o a solventar problemas.

Futuro

Josu Arraiza, director del área de empresas de la entidad, afirmó en la presentación de la iniciativa que «hablar de competititivad en general no nos da el detalle suficiente de la realidad de nuestras empresas. Hay que hablar de si somos o no competitivos en relación a quién , en qué sectores y en qué momento del tiempo. Ser competitivos hoy no garantiza que lo seamos en la próxima década».

Arraiza detalló el panorama que rodea a la pyme vasca en competitividad. Suponen el 98 % del tejido industrial vasco pero «innovan tres veces menos que las grandes, solo exportan el 22% de ellas y tienen más limitaciones para cooperar en innovación con otros agentes, tener lazos financieros con otras empresas, desarrollar productos, mejorar en productividad y, financieramente, las pequeñas empresas presentan mayores dificultades de acceso al crédito y a precios más altos».