Diario Vasco

El comercio vasco registra su mejor dato de ventas desde el inicio de la crisis

  • La consolidación de la mejora del consumo queda reflejada en un crecimiento del 6,6% entre abril y junio por el impulso sobre todo de la comercialización y reparación de vehículos

. La recuperación económica, esa que se inició con las grandes cifras y que fue llegando poco a poco hasta los últimos eslabones de la cadena, empieza a consolidarse precisamente en esos escalones finales, los que afectan al bolsillo del consumidor. Y es fruto precisamente de la confianza de los ciudadanos en el devenir más inmediato, pese a la incertidumbre política, lo que está provocando que aumente el consumo y que las ventas del comercio se anotaran en el segundo trimestre de este año en Euskadi el mayor incremento desde que se inició la crisis. Una mejora que también se traslada a la solicitud de créditos tanto para la adquisición de una vivienda como para el consumo, según corroboró ayer Kutxabank con cifras relativas al mes de agosto.

El consumo de familias y particulares está apuntalando el crecimiento económico, tal y como demuestran los datos del PIB vasco. Un consumo que se nota en sectores muy diversos y entre ellos también en las ventas del comercio, que engloba tanto al minorista como al mayorista y a la venta y reparación de vehículos.

Una recuperación que se inició en 2014 de forma tímida (1,7%) y que ha ido ganando velocidad de crucero hasta alcanzar el 2,9% en el primer trimestre de este año. Pero entre abril y junio ha registrado un fuerte impulso, ya que ha subido un 6,6% en comparación al mismo periodo del año anterior a precios constantes, según el Eustat. La evolución también es positiva respecto al trimestre anterior (3,1%), aunque en este caso se ralentiza algo, ya que entre enero y marzo creció un 4% en relación al último periodo de 2015.

La mejora interanual se sustenta sobre todo en la venta y reparación de vehículos de motor, que se disparó un 10,1%. Una evolución que podría explicarse entre otras cuestiones por el último impulso de los planes Pive, que ha incentivado la comercialización de turismos y furgonetas. Sin embargo, es el único sector del comercio que desciende respecto al trimestre anterior (-0,5%), lo que demuestra ciertos síntomas de agotamiento en la recta final de las ayudas, que concluyeron en julio.

El comercio al por mayor también registra una buena evolución en relación al año anterior (7,9%), mientras que las ventas al por menor crecen a un ritmo más moderado tanto en tasa interanual (3%) como intertrimestral (0,7%). Este fuerte tirón del segundo trimestre hace que en el acumulado del año las ventas del comercio se anoten también el mejor registro desde que se inició la crisis, con un incremento del 4,8%.

Por territorios, Bizkaia (7,6%) muestra un mayor dinamismo en el segundo trimestre, seguido por Gipuzkoa, que se anota un 6,9%, mientras que Álava está más renuente (3,2%). Pero si miramos a los seis primeros meses, nuestro territorio lidera el crecimiento en las ventas del comercio (5,5%) gracias al fuerte empuje del inicio de año.

El otro sector que computa Eustat son los denominados Servicios de mercado, que engloba al transporte y almacenamiento, la hostelería, la información y comunicaciones, actividades profesionales, científicas y técnicas y las administrativas y servicios auxiliares. Estos otros servicios se anotaron en el segundo trimestre un avance en sus ventas del 3,1% en relación al año anterior, impulsadas por las actividades administrativas y servicios auxiliares, que pegaron un fuerte arreón (13,1%). La hostelería, un sector significativo, que va cobrando cada vez más auge, sobre todo por el turismo, mejoró un 4,1%. Sin embargo, el transporte y almacenamiento redujo sus ventas (-0,7%).

En lo que respecta al personal ocupado, la evolución es sin embargo mejor en Otros servicios (2,5%) que en el Comercio (0,8%) en términos interanuales. También respecto al trimestre anterior, con un 0,7% del primero, mientras que el segundo se mantuvo plano. En Gipuzkoa, el empleo mejoró un 1,3% en el Comercio y un 2% en Otros servicios.

Hipotecas y créditos

Pero para poder realizar todas esas compras, los ciudadanos vascos tienen que rascarse el bolsillo y no siempre disponen de todo el dinero necesario, lo que les obliga a solicitar un préstamo al consumo o incluso un crédito hipotecario si pretenden adquirir una vivienda. Tras el miedo y los problemas financieros sufridos durante la crisis, los consumidores se han lanzado de nuevo a solicitar estos préstamos, que viven un nuevo florecimiento. El año pasado ya se notó un incremento significativo tanto en el número de operaciones como en las cantidades solicitadas, y en el primer semestre de este ejercicio se está apuntalando ese crecimiento con cifras que rondan entre el 14 y el 17%, según indican desde Laboral Kutxa y Kutxabank. Ambas entidades observan en los últimos meses una notable recuperación de la confianza y de la demanda de crédito solvente, que era el gran caballo de batalla durante la crisis.

Pues bien, la tendencia se ha mantenido e incluso intensificado en agosto, según explica el banco liderado por Goyo Villalabeitia. El importe de los créditos hipotecarios concedidos por Kutxabank crecieron en dicho mes un 54%, mientras que los préstamos al consumo lo hicieron un 84% en relación al mismo periodo del año anterior.

Hasta agosto Kutxabank ha formalizado cerca de 100.000 operaciones inmobiliarias -casi un 25% más que un año antes- y ha trasladado a los hogares 1.174 millones para la compra de una vivienda. La entidad también destaca que las hipotecas mixtas y fijas ganan terreno respecto a las variables, suponiendo en agosto seis de cada diez formalizadas.