Diario Vasco

Barroso acusa a Bruselas de discriminación por la investigación de su fichaje por Goldman Sachs

José Manuel Durao Barroso.
José Manuel Durao Barroso. / Yves Herman (Reuters)
  • El expresidente de la Comisión Europea considera que las medidas adoptadas por el órgano ejecutivo de la UE resultan "incongruentes" con las tomadas sobre otros miembros

José Manuel Durao Barroso ha acusado a la Comisión Europea de actuar de manera "discriminatoria" e "incongruente" después de que la institución haya abierto una investigación sobre su fichaje por el banco Goldman Sachs y haya decidido retirar el "acceso privilegiado" al expresidente del órgano ejecutivo de la UE.

En una carta remitida a su sucesor al frente de la Comisión Europea, Jean-Claude Jucker, a la que ha tenido acceso el diario 'Financial Times', Durao Barroso defiende su decisión de incorporarse al banco estadounidense como asesor, un fichaje que ha desencadenado una oleada de críticas en la UE. "Se ha afirmado que el mero hecho de trabajar para Goldman Sachs plantea cuestiones de integridad", plantea el expresidente luso de la Comisión, quien defiende que "las reglas son claras y deben ser respetadas" y por lo tanto "estas reclamaciones carecen de fundamento y son totalmente inmerecidas". "Son discriminatorias contra mí y contra Goldman Sachs", añade.

La Comisión Europea ha decidido investigar las implicaciones éticas del fichaje de su expresidente, José Manuel Durao Barroso, como asesor de Goldman Sachs, después de las críticas hechas públicas la semana pasada por la Defensora del Pueblo de la UE. Además, en una decisión sin precedentes, Barroso perderá el "acceso privilegiado" a la institución, que le corresponde como antiguo alto cargo, y pasará a ser considerado como un 'lobista' en sus contactos con la Comisión y sus miembros.

"Si bien en principio no tengo objeción a la referencia al Comité (Ético), me preocuparía que la decisión sobre mi estatus ya haya sido tomada (...) Si tal fuera el caso, me gustaría comprender cómo se ha adoptado, por quién y sobre qué base", continúa Barroso. Además, el político portugués considera que las medidas adoptadas no sólo son discriminatorias, sino que "parecen ser incongruentes con otras decisiones tomadas sobre miembros de la Comisión".