Diario Vasco

La brecha entre la pensión y el sueldo se agranda más en España

El aumento de la esperanza de vida y la menor subida de las pensiones, causas de la brecha.
El aumento de la esperanza de vida y la menor subida de las pensiones, causas de la brecha. / REUTERS
  • La diferencia entre la prestación y el dinero para mantener el nivel de vida ha crecido un 12% desde 2010, el doble que en la UE

La pensión de jubilación debería representar al menos el 70% del último salario para mantener el nivel de vida al que estaba acostumbrado el trabajador antes de retirarse, según la OCDE. En España, la tasa de sustitución roza el 74%, que es una de las más elevadas de los países occidentales. Sin embargo, hace años era significativamente superior y, lo más importante, va a seguir descendiendo en los próximos años a medida que se vayan aplicando las reformas de las pensiones aprobadas por el Parlamento en 2011 y 2013.

De hecho, la Comisión Europea ha señalado que la tasa de reemplazo de las pensiones sobre el último salario en España puede perder cerca de 30 puntos porcentuales entre 2013 y 2060 -pasaría del 79% que había en 2013 al 48,6%- por el efecto del factor de sostenibilidad (que reducirá la cuantía inicial de la pensión en función del aumento de la esperanza de vida) y por la nueva fórmula de revalorización de las pensiones en la medida en que no mantenga el nivel adquisitivo de las prestaciones (mientras el sistema de la Seguridad Social esté en déficit la subida de las pensiones se limitará al mínimo del 0,25% fijado por la ley).

Un estudio elaborado por la aseguradora Aviva y la consultora Deloitte cuantifica en 191.500 millones de euros lo que tendrían que ahorrar cada año los 25 millones de españoles que se jubilarán entre 2017 y 2057 para poder asegurar un nivel de vida similar al que tenían cuando trabajaban. Esta cifra ha crecido un 12% en los últimos seis años, el doble que la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 6%. Esto «convierte a España en uno de los países europeos donde más ha crecido el desajuste en pensiones», señala el estudio.

Por lo tanto, cada español, de media, tendría que ahorrar en promedio 7.700 euros anuales, según las cifras del informe. Claro que los jóvenes necesitarían realizar un menor esfuerzo ahorrador puesto que disponen de más tiempo. Aviva cuantifica este esfuerzo en 2.700 euros anuales para quienes ahora tienen 20 años, en 6.500 euros para quienes tienen 50 años y en 31.200 euros anuales para los mayores de 60 años.

También hay que tener en cuenta que quienes de verdad van a notar una gran diferencia de rentas cuando se jubilen son los que tienen elevados ingresos, puesto que los trabajadores con sueldos medios no lo notarán tanto. En la actualidad, la pensión máxima de jubilación es de 2.567 euros al mes y la mínima se sitúa en 636 euros.

El desajuste de las pensiones con el nivel de vida previo a la jubilación alcanza los dos billones de euros en Europa, un 6% más que en 2010. Alemania, Gran Bretaña, Francia o Polonia han conseguido reducir esta brecha, mientras que ha aumentado en España, Italia, Irlanda o Lituania.

Las causas para el incremento del desajuste se deben principalmente a un aumento en la esperanza de vida, a que el importe de las pensiones ha disminuido o ha aumentado menos que los salarios y a unos tipos de interés en mínimos históricos. Aunque España no es el país donde más dinero tendrían que ahorrar los futuros pensionistas, sí es el que tiene la mayor brecha en porcentaje del PIB: el 17% del PIB es el esfuerzo ahorrador que se requiere para cubrir el desajuste en nuestro país frente al 15% de Alemania, el 11% de Francia o el 6% de Italia.

Pacto de Toledo

El déficit del sistema de la Seguridad Social obliga a que se introduzcan nuevos cambios que deben ser acordados en el Pacto de Toledo. Esta vez la vía en la que coinciden la mayoría de los grupos parlamentarios y agentes sociales es en buscar nuevos ingresos para las arcas de la Seguridad Social. Sin embargo, las propuestas difieren: desde mayores aportes financieros procedentes de impuestos hasta que, como planteó el Gobierno antes de entrar en funciones, las prestaciones no contributivas -viudedad y orfandad- sean cubiertas desde los Presupuestos Generales del Estado.

En todo caso, antes que ese debate hay otro mucho más perentorio: la subida de las pensiones para 2017. Comisiones Obreras acusa al Ejecutivo de utilizar un discurso «casi chantajista» además de incierto al afirmar que sin investidura no es posible la revalorización de las pensiones porque un Gobierno en funciones no puede aprobar ese decreto. Para Carlos Bravo, secretario de Protección social y Políticas públicas de CC OO, «que las pensiones públicas deben revalorizarse es una cuestión clara y no deberíamos perder demasiado tiempo en discutirlo».

El sindicato asegura que el artículo 21 de la Ley del Gobierno permite aprobar medidas, como la revalorización de las pensiones, por razones de urgencia o interés general. Esto podría llevarse a cabo, explica CC OO, mediante un Real Decreto-Ley convalidado posteriormente por el Parlamento. Aun con este disuelto debido a una tercera cita electoral, CC OO señala que el artículo 57 del Reglamento de la Cámara, en relación con el 86 de la Constitución, permite que la Diputación Permanente realice esa convalidación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate