Diario Vasco

Competencia autoriza a MásMóvil la compra de Yoigo y «aplaude» la llegada de nuevos operadores

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, durante una conferencia el martes en Santander.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, durante una conferencia el martes en Santander. / EFE
  • El fondo Zegona, que peleó sin éxito frente a la teleco donostiarra por hacerse con Xfera, sufre aquella aventura y pierde 2,38 millones hasta junio

Vía libre del regulador para que MásMóvil se convierta con todas las de la ley en el cuarto operador integral móvil de España, sólo por detrás de Telefónica, Vodafone y Orange. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) autorizó ayer a la firma con sede en el parque empresarial Zuatzu «la adquisición del control exclusivo de Xfera Móviles (Yoigo) mediante la compraventa del 100% de su capital social».

Se cierra de la mejor manera posible -es verdad que nadie esperaba demasiadas trabas- el expediente abierto en el organismo que pilota José María Marín Quemada cuando MásMóvil dio la sorpresa al anunciar un acuerdo con los accionistas de Yoigo por 612 millones de euros.

Aquel movimiento -unido a la adquisición de Pepephone, por otros 158- catapultaba a la empresa vasca en el sector de las telecomunicaciones y, al tiempo, suponía un portazo en toda regla en la cara del fondo británico Zegona, que quiso y no pudo hacerse con Xfera, lo que a la postre le ha costado algún disgusto.

Más allá de la necesaria autorización, el 'recado' al mercado por parte de la CNMC incluye un importantísimo mensaje; y es que el regulador «aplaude la incorporación de nuevos operadores móviles que contribuyan a aumentar la competencia en la prestación de servicios minoristas».

«En su análisis -remachó el organismo-, se ha tenido en cuenta que MásMóvil es un operador virtual sin red propia en España y que, tras esta operación, podrá desarrollar una oferta convergente sobre la base de redes propias fijas y móviles para rivalizar con los tres operadores que prestan esos servicios».

Mal medido

La buena noticia llegó el mismo día en que Zegona publicaba sus resultados consolidados del primer semestre, cuando su aventura frente a MásMóvil terminó pasándole factura y ocasionándole una pérdida neta de 2,38 millones de euros.

La matriz de Telecable (aquella cablera asturiana que Euskaltel intentó comprar) restó importancia a los números rojos e insistióS en que sigue apreciando oportunidades de inversión en Europa.