Diario Vasco

Un negocio millonario y creciente

En 2014 el negocio del vino de Rioja movió alrededor de 1.200 millones de euros, a lo que habría que sumar la facturación y la actividad industrial ligada a los subsectores asociados al universo vitícola, como el vidrio, los tapones, las cápsulas y el cada vez más pujante turismo asociado al vino. De las más de 500 bodegas que tiene la denominación de origen Rioja, unas 300 se sitúan en Álava, donde se produce el 22% de la uva y se comercializa en torno al 36% del total. Según datos recopilados por el propio consejo regulador, la Rioja Alavesa dispone de 13.000 hectáreas y albergaba el año pasado un 21% de los terrenos cultivados. Los productores asociados en ABRA comercializan alrededor de 14 millones de botellas de los 400 millones que mueven todas las bodegas en su conjunto de la denominación riojana.

La media de producción de los socios de la agrupación se mueve entre las 150.000 y 300.000 botellas por bodega y aportan 30 millones de litros de vino a los 143,4 millones producidos durante el primer trimestre de este año por todos los integrados en el Consejo Regulador, cinco millones más que los producidos en el mismo periodo de 2015.