Diario Vasco

Mercadona aterriza en Gipuzkoa con un supermercado en Irun

Parcela en la zona de Araso, en Irun, en la que Mercadona iniciará su actividad en Gipuzkoa con un supermercado de 1.500 metros cuadrados y 300 plazas de parking. / F. DE LA HERA
  • La cadena valenciana elige la zona de Araso, donde abrirá un centro de 1.500 metros cuadrados que dará empleo a 40 personas

Mercadona ya está aquí. El gigante valenciano de la distribución capitaneado por Juan Roig ha elegido la ciudad de Irun para iniciar su desembarco en Gipuzkoa. Una aterrizaje reclamado por muchos consumidores, sobre todo después de que la cadena anunciara su implantación en Araba y Bizkaia.

Según ha podido saber DV, el grupo de alimentación ha cerrado esta semana un preacuerdo de compra de una parcela situada en la zona de Araso, donde levantará un supermercado con 1.500 metros cuadrados de sala de venta, que contará también con 300 plazas de aparcamiento. La cadena confirmó a este diario la conclusión del acuerdo y adelantó que la inversión prevista para este complejo rondará los dos millones de euros.

La instalación , para la que no hay prevista fecha de apertura -en todo caso, nunca sería este año-, permitirá la creación de 40 empleos fijos de manera directa y alguno más de forma inducida. Esos contratos serán todos de carácter fijo desde el inicio de la relación laboral; y en la elección del personal se tendrá siempre en cuenta que los trabajadores sean vecinos de Irun o de localidades próximas. La plantilla recibirá entre dos y tres meses de formación antes de incorporarse a su puesto. Un aprendizaje que incluirá el desempeño de sus futuras tareas en otros supermercados y que estará remunerado.

Aún es pronto para hablar de procesos de selección de personal, pues eso es algo que la compañía inicia unos cuatro meses antes de cada apertura. Aún así, los eventuales interesados han de saber que las solicitudes se acostumbran a tramitar a través de la página web 'www.infojobs.es' y, en el caso de los tres territorios vascos, también en el Servicio Vasco de Empleo (Lanbide).

La ubicación elegida por los técnicos de Mercadona -que siguen analizando otros emplazamientos, entre ellos algunos en Donostia o Rentería- está muy próxima a uno de sus competidores, el Alcampo del centro Comercial Txingudi.

El terreno elegido se enmarca dentro de una parcela bastante más grande y en la que está previsto un Plan Especial de Ordenación Urbana cuya puesta en marcha requiere aún de tres informes técnicos para los que no se espera problema alguno. Documentos que deben tramitar la Diputación Foral de Gipuzkoa (por un asunto de ordenación del tráfico viario), el Gobierno Vasco (relativo a la actividad comercial) y Aviación Civil (por su cercanía al aeropuerto de Hondarribia).

La elección de Irun por parte del grupo de alimentación como punto de partida de su actividad en Gipuzkoa (es el primer contrato cerrado, aunque la apertura oficial podría coincidir en el tiempo con alguna de las que se negocian en la actualidad) servirá de revulsivo económico a la zona. A nadie se le escapa que a la clientela guipuzcoana que pueda captar la cadena se sumará la proveniente del país vecino.

25 supermercados

El primer Mercadona de Gipuzkoa dará sentido pleno a las palabras del presidente de la cadena, que el pasado mes de marzo, al dar cuenta de los resultados anuales del ejercicio 2013, afirmó que el desembarco en Euskadi -algo que ha costado años- suponía un «hito muy importante» en la historia de la empresa.

«Estamos muy contentos de abrir en el País Vasco», declaró entonces Juan Roig, mientras explicaba que el desembarco comportará la apertura de 25 supermercados en seis años, con una inversión estimada de 50 millones de euros y la creación de 1.000 puestos de trabajo. Los técnicos del departamento de Obras y Expansión del grupo valenciano buscan locales en localidades de al menos 25.000 habitantes o que sean cabezas de comarca con una un población próxima de ese número. No es una tarea fácil, pues el escrutinio comenzó en marzo de 2013 y, por ahora, sólo se han completado cinco operaciones.

Según los planes de la firma valenciana, y como viene siendo habitual, el supermercado de Irún contará con cinco actividades o líneas de negocio diferenciadas. Serán las de alimentación (charcutería, carnicería, pescadería, fruta y verdura y un horno de pan), higiene personal, productos de limpieza y alimentación para mascotas. La instalación contará además con una sala de máquinas -destinada a albergar los equipos de frío y calor- vestuarios para la plantilla y salas de descanso y de formación.

Proveedores locales

Dentro de la filosofía de promoción de los productos locales, Mercadona realizará un estudio de los hábitos de consumo en Gipuzkoa para introducir en su oferta algunas nuevas referencias. Algo similar hizo a su llegada a Pamplona, donde incorporó a sus estanterías txakolí de Getaria o queso Idiazabal.

La cadena dispone ya de dos interproveedores (proveedores de larga duración) en el territorio: Interal, que, sita en Lezo, fabrica sopas y caldos, e Iparlat, localizada en Urnieta. Al tiempo, mantiene un acuerdo con la Organización de Productores de Pesca de Bajura de Guipuzcoa (Opegui), a la que compra bonito, anchoa, sardina y verdel de los puertos de Getaria, Hondarribia y Pasaia, y que distribuye cada día a sus tiendas de toda España

La llegada a Gipuzkoa se produce después de que el grupo haya cerrado ya tres ubicaciones en Araba (en el Alto de Armentia, Ali-Gobeo -se abrirán este año- y Esmaltaciones, cuya apertura se espera en 2015) así como una en Bizkaia, donde ha apostado por Basauri para levantar la persiana el próximo año.