Segunda ronda

Muguruza crece alejada de los grandes focos

Garbiñe Muguruza devuelve una pelota de derecha. / EFE

La hispanovenezolana vence con mucha contundencia a Wickmayer y se planta en tercera ronda sin ceder ningún set

MANUEL SÁNCHEZMadrid

Alejada de los grandes focos. En la pista 3. Ante bastante público, pero con los huecos en las gradas típicos de compartir horario con Milos Raonic, Dominic Thiem o Tomas Berdych. Ahí, sin la presión ya de ser la actual finalista del torneo, o la más reciente campeona de Roland Garros, Garbiñe Muguruza muestra su mejor nivel. La hispano venezolana batió con mucha contundencia a Yanina Wickmayer por 6-2 y 6-4 y se clasifica para tercera ronda sin ceder ningún set en dos partidos.

Muguruza, bien apoyada desde la grada por la única española que ha vencido en Wimbledon, Conchita Martínez, dio claras muestras de madurez y estrategia. El primer punto del partido fue un claro ejemplo de ello. Gran primero y revés ganador desde dentro de la pista. Si algo iba a sacar Muguruza era agresividad, una característica que se lleva de maravilla con la hierba. Todo lo que se veía sobre la pista era mérito de ella. Al saque Wickmayer pasó miedo, si no metía el primero, Muguruza no perdonaba y endosaba un golpe ganador.

En el cuarto juego, la hispano venezolana encontró el hueco y rompió el servicio de la belga en la primera oportunidad de la que dispuso. A partir de ahí, sin problemas en su servicio, Muguruza fue de más a menos y volvió a quebrar el saque de su rival en el octavo juego para apuntarse el primer set (6-2).

Con Muguruza totalmente volcada, Wickmayer comenzó a jugar mejor. La belga, entrenada en Wimbledon por su compatriota Kim Clijsters (ganadora de cuatro “Grand Slmas”) aguantó mejor los envites de fondo y mejoró los porcentajes al saque. El partido, en líneas generales, subió de nivel. Los intercambios se alargaron, la tensión aumentó y parecía que, ahora sí, el partido podía caer del lado de cualquiera. La Igualdad se mantuvo hasta el noveno juego. Muguruza había perdido dos bolas de rotura en el juego anterior, y lo pagó al conceder un 0-40 en su siguiente saque. Los salvó de forma agónica y cerró el juego. Puso toda la presión sobre la raqueta de la belga en siempre psicológico décimo juego, y forzó un 30-40 que supuso el primer punto de partido para Muguruza. Esta vez no falló y rompió el saque de su rival y conquistó su undécima victoria en Wimbledon en su carrera.

En la tercera ronda, Muguruza se cruzará con la rumana Sorana Cirstea. Ambas jugadoras se han enfrentado en una ocasión con victoria para la hispano venezolana, este mismo año en el Abierto de Australia.

También se clasificó para la tercera ronda David Ferrer. El alicantino, tras no conseguir ninguna victoria en la gira de hierba previa a Wimbledon, ya suma dos consecutivas en Londres, aunque esta vez haya sido por la retirada del belga Steve Darcis. El que venciese a Nadal en la edición de 2013 se retiró por lesión cuando Ferrer dominaba en el marcador por 3-0. A Darcis le pasó factura su partido de primera ronda que se alargó a cinco sets durante más de tres horas y no pudo competir ante un jugador como el de Jávea que lo lucha todo.

Novak Djokovic tampoco tuvo problemas para solventar su compromiso de segunda ronda y apartó al checo Adam Pavlasek en poco más de hora y media por 6-2, 6-2 y 6-1. El serbio se cruzará este sábado con la revelación del torneo Ernests Gulbis, quien venció contra pronóstico al argentino Juan Martín del Potro. El letón, que fue semifinalista en Roland Garros 2014 y lleva varios años alejado de los focos debido a problemas físicos, se deshizo en tres mangas de Del Potro y se cita con el serbio, con el que ha caído en seis ocasiones y al que solo ha derrotado una vez. También pasaron de ronda Gael Monfils, Grigor Dimitrov, Svetlana Kuznetsova y Agnieszka Radwanska.

Los dos enfrentamientos anteriores entre ambas tenistas acabaron con victoria de la española, que intentará repetir la hazaña de 2015 y meterse en la final.

Fotos

Vídeos