Diario Vasco

tenis

Wawrinka destrona a Djokovic en el US Open

El suizo Stan Wawrinka.
El suizo Stan Wawrinka. / Reuters
  • El suizo se convirtió en el campeón de más edad en Flushing Meadows desde que Ken Rosewall se impusiera con 35 años en 1970

El suizo Stanislaw Wawrinka se coronó de forma sorprendente campeón del Abierto de tenis de Estados Unidos al derrotar en la final de la madrugada de este lunes en España al número uno mundial Novak Djokovic. Es la segunda vez que el helvético supera al balcánico en la final de un torneo de ‘Grand Slam’. Wawrinka se impuso al final de un tenso partido de casi 4 horas con parciales de 6-7 (1-7), 6-4, 7-5, 6-3, para arrebatarle a Djokovic la corona del US Open que había ganado el pasado año.

Se da la curiosa circunstancia de que los títulos grandes del suizo, de 31 años de edad, llegaron siempre tras vencer en la final a oponentes situados en el número uno mundial: Rafael Nadal en el Abierto de Australia 2014, y Djokovic en Roland Garros 2015 y el US Open 2016.

Wawrinka se convirtió en el campeón de más edad en ganar un US Open desde que Ken Rosewall lo ganara en 1970, a los 35 años. Empero, el suizo jugó todo el torneo con el ímpetu juvenil de sus primeros tiempos en el tenis, pero ahora con más experiencia, lo que le permitió sortear momentos difíciles del partido y mantener la calma, sobre todo Djokovic pidió en dos ocasiones la asistencia de los médicos para ser atendido de ampollas en los dedos en el decisivo cuarto set.

Djokovic, de 29 años, buscaba su tercer grande del año y 13º de su carrera, pero terminó subcampeón en Nueva York por cuarta vez, después de pagar un alto precio por la consecución de sólo tres de 17 puntos de ‘break’.

Wawrinka cometió 51 errores no forzados, pero colocó 46 puntos ganadores por 30 Djokovic. El serbio cometió la inusual cifra en él de dos doble faltas, dos claves en una pérdida de servicio que le alejaron en el tercer set.

'Nole' fuerte, 'Waw' paciente

Después de una ceremonia de clausura dedicada a recordar a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, cuyo 15º aniversario la ciudad conmemoró este domingo, se inició la final, con 25.501 aficionados llenando las gradas.

Djokovic comenzó fuerte y en 58 minutos se llevó un disputado primer set al arrasar en el ‘tiebreak’ por 7-1. No obstante, el suizo vino desde atrás en ese parcial para forzar el desempate, demostrando una gran paciencia para cazar sus oportunidades.

Djokovic no había jugado ni un ‘tiebreak’ en el torneo en 8 horas, 58 minutos en las pistas camino de la final. Wawrinka poseía un registro favorable de 4-2 en desempates disputados en los seis partidos anteriores y en las 17 horas, 54 minutos que estuvo en el terreno hasta este encuentro decisivo.

El suizo se adelantó 4-1 en el segundo set. Djokovic devolvió la rotura de saque y empató, pero el suizo le arrebató de nuevo el servicio y ganó el set por 6-4.

Wawrinka abrió el tercero salvando cuatro puntos de ‘break’ para empezar 1-0. Con paciencia fue caminando hasta perfilar el set de su lado 7-5.

En el cuarto, y tras un largo recorrido con 18 voleas, ‘Nole’ salió frotándose el muslo izquierdo, al parecer tocado por un estiramiento para llegar a una pelota. Entregó el ‘game’ en cuatro rápidos puntos, el suizo se adelantó 3-0 y el serbio llegó a su silla pidiendo «hielo, por favor».

Sirviendo para el cuarto juego del set, Djokovic cometió dos inusuales doble faltas, mientras hacía gestos de dolor cada vez que apoyaba la pierna izquierda. Urgente, ‘Nole’ pide asistencia médica. Wawrinka protesta por esa interrupción y llama al comisario del partido.

El médico descalza a Djokovic y nota una tremenda ampolla en el dedo gordo del pie izquierdo. El doctor le corta las ampollas de dos dedos del pie y los venda. Djokovic regresa a la cancha, pero poco puede hacer ante la furia del suizo, que salva dos puntos de partido para adjudicarse el ansiado título.