Tenis

Las novedades de Nadal para 2018

El balear durante su tour por Asia/AFP
El balear durante su tour por Asia / AFP

El balear, que cumplió un 2017 muy exitoso, quiere mantener esa senda y para ello hará pequeños cambios en su calendario

DV

La temporada pasada ha terminado llena de sensaciones positivas para Rafa Nadal, campeón en Roland Garros y el US Open, finalista en Australia y ganador de otros cuatro torneos -el Masters de Madrid y de Montecarlo entre ellos-, aunque también ha tenido que hacer frente a una lesión que le ha dado un aviso importante y le ha obligado a extremar las precauciones.

Así, teniendo en cuenta su estado físico y la cantidad de torneos que puede disputar, Nadal ha tomado la decisión de aligerar un poco el calendario en 2018, pensando sobre todo en las grandes citas, pero sin dejar de lado otros torneos menores ni, por supuesto, la Copa Davis con España.

El número uno del mundo comenzará su andadura en Abu Dabi, donde disputará un torneo de exhibición el próximo 29 de diciembre. Allí, se medirá al ganador de duelo entre Carreño y un jugador aún por determinar tras la baja de Wawrinka. En este torneo regresará también, tras su lesión, Novak Djokovic, que seguirá el ejemplo de Nadal y Federer a la hora de aligerar su presencia en los torneos de la ATP en 2018.

Después de esa primera toma de contacto, Nadal viajará ya a Australia para comenzar la temporada oficial, donde jugará en Brisbane antes de afrontar el primer grande del año. El balear tiene clavada la espina de la final perdida el año pasado ante Federer y quiere volver a vencer en un Grand Slam que es el único que solo ha ganado en una ocasión.

En febrero, la gran cita es la Davis frente a la Gran Bretaña de Murray en Marbella. Una eliminatoria clave para la que el balear es duda. Jugar en tierra a esas alturas de la temporada no le viene bien, ya que por entonces estará preparando su gira americana en Acapulco, Indian Wells y Miami, únicos torneos que tiene en su agenda antes de regresar a Europa para la temporada de tierra batida.

A diferencia de 2017, Nadal no irá a Rotterdam, donde el año pasado tenía previsto jugar y no pudo hacerlo por lesión. En esta ocasión ni siquiera entra en sus planes. Ya en Europa, antes de Roland Garros, disputará los mismos torneos a los que está acostumbrado y que tan bien le han funcionado para ganar el Grand Slam parisino en diez ocasiones. Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roma antes de ir a París a finales de mayo.

La idea de Nadal es preparar Wimbledon como lo hizo en 2017, sin jugar ningún torneo de hierba antes. Algo que le vino bien en el aspecto físico el año pasado y que no se notó luego en su rendimiento sobre las pistas del All England Club.

Según acabe en Londres, será el momento de decidir qué torneos de cemento disputa en America, aunque lo lógico es que juegue los Masters de Toronto y Cincinnati como previa al US Open.

Después de eso, será el cuerpo el que decida para acudir a China y a París, a los dos últimos Masters 1.000 de la temporada. También la presencia de España en las últimas rondas de la Davis pesarán en la planificación final de Nadal, que tendrá un ojo en la Copa de Maestros de Londres, uno de los pocos torneos que aún se le resisten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos