Pelota

Victorias de Elezkano II-Rezusta (21-22) y Ezkurdia-Zabaleta (22-10)

Elezkano II y Rezusta, dispuestos a celebrar la victoria mientras Olaizola II, cabizbajo, dirige sus pasos hacia el vestuario en el Astelena/Askasibar
Elezkano II y Rezusta, dispuestos a celebrar la victoria mientras Olaizola II, cabizbajo, dirige sus pasos hacia el vestuario en el Astelena / Askasibar

Un fabuloso Olaizola II se queda a un tanto de levantar un 15-21 a Elezkano II y Rezusta en el Astelena

JOSEBA LEZETAEibar

Un pelotazale era contundente ayer a la salida del Astelena de Eibar a la hora de destacar a Aimar Olaizola. «No es que haya jugado mucho hoy; juega mucho todavía». Prácticamente solo, con una exigua ayuda de Álvaro Untoria en su papel de suplente de Ander Imaz, el delantero de Goizueta de 38 años plantó cara a una pareja seria, sólida y fuerte que le obligó a fabricarse casi todos sus tantos. Un fallo de derecha de Rezusta, dos saques sin devolver el propio zaguero de Bergara y dos errores de Elezkano II fueron los únicos donativos de los adversarios.

Ya dentro del vestuario, Aimar mascaba una derrota con dimensión de proeza. Pese a rozar la perfección sobre la cancha, minutos después iba a emprender el viaje de vuelta a casa sin quinto punto. Corta recompensa para un pelotari tan ganador, tan comprometido con la suerte de su pareja, luchador a la par que artista para aprovechar cualquier oportunidad por pequeña que fuera. Con una colección de txapelas en casa y una trayectoria brillante a sus espaldas, no se escondió en ningún pelotazo. Dio la cara siempre que le fue posible. No se abrigó en la debilidad de su zaguero para justificarse.

Ni siquiera cuando Elezkano II y Rezusta tomaron la delantera 15-21. Les faltaba un tanto para cerrar la victoria. El de Zaratamo se lanzó a por el saque-remate y su intento de parada al txoko cayó bajo chapa. Las palabras del vizcaíno reflejan el respeto que infunde Olaizola II: «En ese mismo momento me he dado cuenta de que era un error grave porque quien estaba enfrente era Aimar».

Sumó el 16, firmó el 17 al obligar a Rezusta a golpear de sotamano con la derecha, llegó el 18 con una parada al txoko, logró el 19 gracias a su primer tanto de saque, siguió con una cortada para el 20 y el segundo saque sin respuesta del zaguero de Bergara puso el 21 iguales. Le faltaba uno para culminar su segunda remontada consecutiva tras la del viernes de la semana anterior en Tolosa. Esta vez se quedó a las puertas porque Elezkano II acertó a poner la pelota por la pared izquierda. Ni Aimar ni Untoria llegaron a tiempo.

«Mi mejor partido desde hace tiempo», confesó Olaizola II. «Me he encontrado mejor incluso que la semana pasada en el Beotibar contra Irribarria y Merino II. Con más chispa. Hay que tener en cuenta las condiciones en las que he jugado».

Pese a caer por la mínima y escapársele el quinto triunfo, Aimar está satisfecho con el balance de puntos de la primera vuelta: «Estamos mejor de lo esperado. Terminar con cuatro puntos tal y como han ido los partidos, es para estar contento. De todas maneras, así va a ser difícil clasificarse para la liguilla de semifinales porque pasamos la mayoría del tiempo en defensa».

Aunque los mayores elogios correspondieron a Olaizola II con indiscutible merecimiento, Elezkano y Rezusta también se hicieron acreedores a su cuota de alabanzas con una actuación completa que les sitúa en buena posición para la parrilla de salida de la segunda vuelta. La renta de dos puntos sobre el quinto puesto fortalece la candidatura de esta pareja.

«Que hayan venido al 21-21 ha sido por mérito de ellos, no porque les hayamos dado facilidades» Danel Elezkano

«Mi mejor partido desde hace tiempo; pero si esto sigue así, está difícil entrar en la liguilla de semifinales» Aimar Olaizola

Elezkano II, resuelto

Acusado de excesiva frialdad en ocasiones, Elezkano II soltó adrenalina y salió agresivo: ganchos, una volea rápida, cortadas de zurda al ancho, intentos de superar la defensa del delantero contrario por la pared izquierda...

Compartió aplausos con Olaizola II, quien contrarrestó esas acciones con una sucesión de ganchos acompañada de una cortada con cada mano. Tres de sus tantos llegaron de saque-remate. Rezusta dominaba con autoridad a Untoria cada vez que entraban en el peloteo y el de Goizueta vio claro que debía aprovechar cada oportunidad de resolver. Por complicada y lejana al frontis que fuera.

Los colorados disfrutaron de una corta ventaja en el 7-6, preludio del estirón en el electrónico a cargo de Elezkano II y Rezusta hasta el 7-13. Contribuyó Untoria, que a su falta de pegada añadió varios errores. Olaizola II mantuvo la desventaja de seis tantos a duras penas, a base de trabajo, sacrificio, sudor, puntería y claridad de ideas. A base de todo lo que requiere el catón de la pelota. Imposible pedirle más.

Descuidó Elezkano II parte de su determinación a la hora de buscar el remate. Creció Aimar después del 15-21. Era tal su despliegue que hasta los seguidores de Elezkano II y Rezusta se vieron obligados a reconocer su exhibición. Eso no les impidió celebrar un punto de oro.

Clasificación

1
Altuna III-Martija, 5 p. (+23)
2
Elezkano II-Rezusta, 5 p. (+13)
3
Urrutikoetxea-Galarza, 5 p. (+5)
4
Olaizola II-Ander Imaz, 4 p. (-4)
5
Ezkurdia-Zabaleta, 3 p. (-19)
6
Víctor-Albisu, 2 p. (+2)
7
Bengoetxea VI-Larunbe, 2 p. (-6)
8
Irribarria-Merino II, 2 p. (-16)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos