PELOTA

Víctor recupera la ilusión por la pelota

Víctor se dispone a golpear la pelota en el frontón. / MIGUEL HERREROS
Víctor se dispone a golpear la pelota en el frontón. / MIGUEL HERREROS

El delantero de Ezcaray ya ha pasado página de su exclusión del Parejas | Eliminado del mano a mano en primera ronda, le costó tres meses ganar un partido, pero ahora lleva tres victorias seguidas y busca la cuarta hoy ante Laso en la jaula navarra

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARREN SAN SEBASTIÁN.

Víctor Esteban es un pelotari nuevo. Ha madurado tras sufrir en sus propias carnes el lado amargo de la pelota -Asegarce, su empresa, le excluyó del Campeonato de Parejas en la octava jornada por bajo rendimiento-. No todos son capaces de asimilarlo. El delantero de Ezcaray reconoce que le ha costado hacerlo, que entró en un profundo bache anímico y de juego del que por fin ha conseguido salir. Víctor es ahora otro.

Las tres victorias consecutivas -entre las que se incluye el 22-15 que le endosó a Artola en Pamplona en su estreno en el torneo San Fermín del cuatro y medio- le han devuelto la sonrisa y la ilusión por seguir jugando a pelota. Hoy se desplaza a Zubiri para enfrentarse a Laso, curiosamente su relevo en el Parejas (ETB1-18.00). El vencedor se verá las caras en octavos con Bengoetxea VI el sábado 16 en Beasain.

Es su segunda participación en la jaula navarra. Debutó en 2016 y fue eliminado en primera ronda por Oinatz en Lodosa (22-20). El año pasado se quedó fuera por decisión empresaria y ha vuelto para quedarse entre los mejores. «Estoy contento e ilusionado por poder volver a la competición. Y además en una disciplina en la que me encuentro muy a gusto últimamente», afirma.

Reconoce el manista riojano que «vengo de una situación por la que a nadie le gustaría pasar. No es que hubiese perdido la ilusión, pero cuando ves que todo tu trabajo no se tiene en cuenta indudablemente te afecta. No era yo el primer pelotari al que le sucedía. También le pasó en su día a Beroiz y a Ladis Galarza el año pasado. Cuando es a los demás, quizás no le das la importancia que debiera, pero cuando te toca a ti lo ves de una forma bien diferente. Afortunadamente, he conseguido darle la vuelta. A pesar de que ha sido un golpe muy fuerte, de estas cosas también se aprende. El tiempo lo cura todo. Soy muy cabezón, vivo intensamente la pelota. Ser profesional es la ilusión que tenía desde niño y no soy de los que se rinden fácilmente».

«Otro palo de los gordos»

Su familia y su novia han sido el soporte en el que se ha apoyado para salir a flote después de estar un mes en el dique seco. Y cuando parecía haberlo hecho, llegó otro mazazo. La eliminación del Manomanista en primera ronda por la mínima ante Julen Retegi en el Astelena de Eibar. «Parece que me venían todas seguidas. Iba ganando 14-21 y me quedé ahí. Estaba jugando un buen partido, tenía la eliminatoria en la mano y se me escapó entre los dedos. Otro palo de los gordos».

A pesar del trabajo diario en los entrenamientos, los resultados no llegaban. «Cuando pasas por una situación tan complicada vas a jugar al frontón, te vistes de blanco y aparecen de nuevo los fantasmas. Perdí catorce o quince partidos seguidos, pero no creo que estuviese jugando del todo mal. En muchos de ellos llegué al cartón 20. He tardado tres meses en volver a ganar, pero esta experiencia me ha servido para ver las cosas de otra manera, para pensar en positivo».

Regresar a la senda de la victoria en los últimos tres partidos le ha devuelto la alegría al menor de la saga de los Esteban. «No es solo que haya ganado, me veo bien físicamente, de manos también y el nivel de juego va mejorando. Eso es lo que más valoro», puntualiza.

El 'nuevo' Víctor afronta esta tarde un compromiso complicado ante Unai Laso en Zubiri. «Seguro que ha preparado muy bien el partido. Juega en un frontón que conoce mucho mejor que yo. Nunca he jugado en Zubiri. Pero ilusión y ganas no me van a faltar. Laso es un gran pelotari, juega mucho y me gustaría ganarle, pero los que vienen después -Bengoetxea VI, Urrutikoetxea y Olaizola II- ya son palabras mayores. Me apetece jugar contra todos y mi objetivo desde que debuté ha sido poder competir con los mejores».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos