Pelota

«En verano llegué a estar saturado»

Jokin Altuna se dispone a golpear la pelota de derecha ayer durante la elección de material de Lekunberri. / JESÚS CASO

Altuna III separó con Urrutikoetxea el material para su duelo del domingo. El frontón Jaian Jai de Lekunberri ha sufrido un lavado de cara; se ha pintado el frontis, la pared izquierda y las rayas

ENRIQUE ECHAVARRENLEKUNBERRI.

Frontón Jaian Jai de Lekunberri. 11.00 horas. Jokin Altuna, Mikel Urrutikoetxea, Rubén Beloki, Jon Apezetxea y Martin Alustiza, el seleccionador, esperan pacientes en plena cancha. La elección de material estaba fijada para las 11.30 y había que respetar el horario. Es sagrado. Mientras tanto, los protagonistas comentaban el lavado de cara que ha sufrido el recinto en las últimas semanas. Se ha pintado el frontis, la pared izquierda, los cuadros y las rayas. Parece otro.

Los protagonistas ya habían tenido ocasión de darse cuenta de las mejoras. Urrutikoetxea estuvo el sábado entrenándose con Aimar Olaizola -el goizuetarra debutó precisamente en el Jaian Jai- y el martes con Arretxe II y Ladis Galarza. Altuna se ejercitó el lunes con el delantero aficionado riojano Zabala.

El de Zaratamo fue el primero en elegir. Lo hizo casi a la carrera, asesorado por Rubén Beloki, con la mano derecha desnuda. «Ya está prácticamente curada. Los masajes -dos veces a la semana- están dando resultado», comentaba Urrutikoetxea. Las molestias en el dedo corazón de su mano derecha comenzaron en el torneo Ciudad de San Sebastián y se acrecentaron en los Sanmateos de Logroño. Es la primera vez que va a jugar en Lekunberri.

Para Altuna III, en cambio, no es un frontón desconocido. «Hace dos años disputé aquí un partido del Cuatro y medio contra Aritz Lasa -ganó 13-22- y el pasado a parejas». El amezketarra, acompañado por Jon Apezetxea, su intendente, tardó más en decidirse. Ya en vestuarios, Altuna reconocía que «me encuentro bien, con ganas de que llegue ya el partido. De manos también estoy bien y ahora solo falta hacer un buen partido. He podido completar tres de entrenamientos en frontón con Zabala, Saralegi y Jaunarena».

Un verano para enmarcar

Altuna ha completado un verano de ensueño. De los doce pelotaris que tomaron la salida en la jaula ha sido el que más partidos ha jugado entre junio y septiembre. 33 en total, con un balance de 17 victorias y 16 derrotas. Y dos torneos en su haber, La Blanca y Bilbao, además de la presencia en otras finales. «Tras San Mateo disputé el Master Codere y luego pude disfrutar de cuatro días de vacaciones en Mallorca. Me han venido muy bien para cargar pilas porque hubo un momento en verano, a mediados de agosto, en el que llegué a estar saturado de pelota. Fue en el Atano III, en el torneo Ciudad de San Sebastián. Llevaba muchos partidos acumulados y necesitaba un descanso. Luego me repuse y acabé bien el verano».

El delantero amezketarra ha sido testigo de las eliminatorias de octavos, que, a su entender, «no han sido buenas en cuanto a juego. Julen Retegi no dio el nivel que se esperaba de él ante Elezkano, que jugó muy bien. Ezkurdia y Artola también han demostrado estar muy fuertes».

Es consciente de que «me espera un partido muy difícil ante Urrutikoetxea. Si quiero ganarle, tendré que darlo todo en la cancha. Sobre todo hacer mi juego. Solo he jugado una vez contra él y me llevé una buena -perdió en el Astelena 22-7, en su estreno en la liguilla de cuartos-. Me gustaría ganar el primer partido. El año pasado lo perdí y tuve que ganar los otros dos para llegar a la final. En cambio, hace dos años, gané el primero y luego me quedé fuera de las semifinales. Aún así, preferiría empezar ganando».

Fotos

Vídeos