PELOTA

Verano en blanco para Arteaga II por una doble tendinitis rotuliana

«Sigo yendo dos o tres días a la semana a Vitoria para la rehabilitación y todavía es prematuro poner plazos para mi reaparición», apunta

J.L. SAN SEBASTIÁN.

Axier Arteaga (Lasarte-Oria, 21 años) continúa en el dique seco debido a una doble tendinitis rotuliana en sus dos rodillas y tampoco intervendrá en la feria de Donostia que comenzó anoche en el Atano III. «Sigo acudiendo dos o tres días a la semana a Vitoria para recibir sesiones de fisioterapia», confiesa Arteaga II. «Las rodillas evolucionan bien, me encuentro mejor que hace tres semanas, pero este tratamiento necesita otra medicina: paciencia».

El lasartearra desmenuza esas sesiones: «Consisten en masajes con una máquina llamada Indiva». Se trata de un regenerador de células, continuación de la tecarterapia. «También hago mucha bicicleta estática. Todavía no salgo a correr. Hemos renunciado a la piscina y a la natación porque perjudican a las manos».

Al inicio de la recuperación se sometió a un tratamiento de plasma sanguíneo para recuperar sus maltrechas rodillas, tratadas por el equipo del doctor Mikel Sánchez, prestigioso traumatólogo que atiende, entre otros pacientes, a numerosos deportistas. «Recibí plasma entre el 24 de mayo y primeros de junio». A continuación empezó con sesiones de fisioterapia que completa con diversos ejercicios efectuados en casa o en el polideportivo de Beasain, al que acude regularmente el grupo de manistas guipuzcoanos de Asegarce.

Con el ciclista Jon Izagirre

En sus visitas a Vitoria ha coincidido con deportistas como «el ciclista Jon Izagirre», que se restablece de las fracturas de las vértebras lumbares sufridas en la caída de la primera etapa del Tour de Francia, y «el futbolista Jon Errasti, ex del Eibar. También acudían más jugadores, pero han dejado de hacerlo cuando comenzó su temporada».

Incluso, Axier Arteaga ha sufrido durante su convalecencia una infección en el pie, si bien el lasartearra aclara que «ya está curada. La infección no ha tenido nada que ver con el tema de la rodilla, ni ha retrasado los plazos de recuperación».

Hace unos días se cumplieron tres meses desde su último partido, la final del Manomanista Promoción que ganó 22-18 a Bakaikoa el 20 de mayo en el Labrit de Pamplona. «Desde aquel día no he vuelto a jugar», apunta. Su verano está a punto de quedar en blanco. «Todavía es prematuro hablar de cuándo puedo regresar a las canchas. Toca esperar».

Fotos

Vídeos