PELOTA

Uterga también lleva la makila de mando del Euskal

Uterga, el saxofonista de Los Incansables, un componente de las peñas y Etxeberria III.
Uterga, el saxofonista de Los Incansables, un componente de las peñas y Etxeberria III. / MAIALEN ANDRÉS

El alcalde de Doneztebe y Etxeberria III baten 35-40 a los zagueros Endika y Barrenetxea IV en la final de San Fermín

J.L. SAN SEBASTIÁN.

Xanti Uterga viajó ayer al Euskal de Huarte con la makila de mando del alcalde de Doneztebe. Ejerció como tal en la final del Torneo San Fermín de remonte, que ganó 35-40 junto a uno de sus vecinos, Etxeberria III, frente a la pareja de zagueros formada por Endika y Barrenetxea IV. Los responsables de la empresa Oriamendi estaban contentos con la asistencia de público, si bien les habría gustado mayor espectáculo dentro de la cancha para corresponder al interés mostrado por los pelotazales y agradecer así su presencia.

Uterga recibió el galardón al mejor remontista del torneo, merecido por el buen juego y la superioridad exhibidas tanto en la semifinal como en la final. Terminó el choque con ventidós tantos de jugada, de ellos cinco dos paredes y tres cortadas como acciones más brillantes. Estuvo un peldaño por encima de los demás.

La final se mantuvo equilibrada hasta el 30-30 con una decena de abrazos en el marcador. Los fallos de Endika a la hora de restar los saques de Etxeberria III desde esa igualada hasta la conclusión influyeron en el desenlace favorable a una pareja más sólida y compacta que la de los dos zagueros.

Endika Barrenetxea encontró dificultades para imponer su pegada con autoridad suficiente para modificar el signo del choque. Cabía pensar que el hernaniarra atosigaría atrás a Etxeberria III con la ayuda de la fuerza de Endika Urrutia. No fue así. El veterano remontista de Doneztebe, de 44 años, resistió a base de oficio y defensa.

Uterga ayudó al compañero en la medida de sus posibilidades. Sujetó cuando correspondía hacerlo y atacó a la mínima oportunidad gracias a su depurada técnica. Volvió a dejar patente su nivel, el que le lleva a codearse con el mismísimo Javier Urriza en los compromisos de parejas y en los individuales.

Endika y Barrenetxea IV cayeron presa de su mayor número de errores. Les faltó la solidez exhibida por sus oponentes, baqueteados en citas de envergadura y quizá mejores conocedores de un Euskal al que el remonte acude en la actualidad solamente tres veces al año.

La final de promesas, por su parte, terminó con la victoria de Etxarri y Garcés sobre Goikoetxea V y Martirena por 33-40. Dentro de un partido aceptable de los cuatro, destacó el mayor temple de Etxarri, delantero navarro de Mezkiritz de 32 años y seis meses de profesional. Jugaba a xare y paleta goma antes de embarcarse en el remonte.

El individual, el 5 de agosto

El remonte se trasladará mañana a las cinco de la tarde al Labrit de Pamplona con sus figuras, excepción hecha de un Koteto Ezkurra convaleciente de una lesión. Se disputa una nueva reunión del Circuito, que tiene como objetivo llevar la modalidad a ciudades donde no se conoce tanto -no es el caso de la capital navarra- y a frontones cortos.

Oriamendi reabrirá el sábado las puertas de Galarreta, su plaza habitual, y prepara el campeonato individual. Salvo imprevistos, comenzará el sábado 5 de agosto y es muy posible que la presentación se lleve a cabo tres días antes, el miércoles dos. Concluida la feria de San Fermín, las previas para completar el cuadro definitivo tomarán protagonismo en las funciones del frontón largo hernaniarra.

Fotos

Vídeos