Pelota

Urbieta y un sólido Garmendia atan en corto a Lerena

Urbieta golpea de derecha con Lerena y Sarasa a su espalda. Al fondo, Garmendia. / LOBO ALTUNA
Urbieta golpea de derecha con Lerena y Sarasa a su espalda. Al fondo, Garmendia. / LOBO ALTUNA

El de Asteasu y el de Beasain se imponen 11-22 al de Nájera y un flojo Sarasa en la final del Memorial Javier Goñi

J. L. ZUMARRAGA.

Xabi Urbieta (Asteasu, 25 años) y Beñat Garmendia (Beasain, 20) encontraron menor oposición de la prevista para superar 11-22 a Óscar Lerena (Nájera, 19) y Joseba Sarasa (Eltzaburu, 20) en la final de parejas de la 27ª edición del Memorial Javier Goñi de Zumarraga. Los errores de los perdedores allanaron el camino hacia el triunfo a la pareja guipuzcoana, muy superior a partir del 4-6. Una tacada de once tantos permitió a los ganadores escaparse 4-17.

Urbieta recupera un entorchado que ya logró hace dos ediciones. Recién salido de una lesión, el asteasuarra no figuraba en la parrilla de salida del torneo, pero su recuperación y la baja de Ioritz Arrieta le permitieron incorporarse en semifinales y culminar en la final con un triunfo más contundente de lo que refleja el tanteador definitivo. El 4-17 y el 6-20 presagiaban una paliza.

Lerena y Sarasa perdieron una docena de tantos, repartidos a partes iguales entre ambos. El zaguero navarro empezó fallón. Para el 1-4 ya había mandado tres pelotazos al colchón de arriba. No levantó cabeza después. Dejó mucha pelota servida a Urbieta, sobre todo entre el 4-14 y el 4-17, fase en la que el de Asteasu firmó cuatro acciones consecutivas de saque-remate.

Con el paso de los minutos, Lerena se contagió del mal día de su compañero. Empezó con brío el riojano y soltó los dos brazos con fuerza. Hasta tal punto que mandó un derechazo al techo, situado bastantes metros más arriba de la chapa superior y del fleje de la pared izquierda. Tampoco le entraron varios remates. Ya cerca de la conclusión, en el 11-21, cometió una falta de saque al tratar de poner la pelota en el ancho. Ahora bien, le cabe el honor de ser quien adecentó el resultado con varias jugadas de mérito.

Posee dos brazos interesantes con los que se puede aspirar a subir arriba. Le falta, sin embargo, control y técnica para evitar el desorden.

Un sólido Garmendia frenó los violentos saques de Lerena, una de las mejores armas del riojano. Dominó a Sarasa y arrimó mucho a la pared izquierda. También apareció en el txoko para resolver con una cortada rápida. Buena actuación.

Marcador (primera cifra para Lerena-Sarasa). 1-0, 1-5, 2-5, 2-6, 4-6, 4-17, 5-17, 5-18, 6-18, 6-20, 11-20 y 11-22. Un tanto de saque para cada delantero por una falta de Lerena. 283 minutos en 41 minutos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos