Pelota

Los técnicos desmenuzan sus parejas

Danel Elezkano e Iker Irribarria, en un choque del Campeonato de Parejas en el Beotibar./LOBO ALTUNA
Danel Elezkano e Iker Irribarria, en un choque del Campeonato de Parejas en el Beotibar. / LOBO ALTUNA

Los responsables de los entrenamientos y también botilleros viven de cerca el momento de de juego de sus pupilos. Jokin Etxaniz analiza a los pelotaris de Aspe y Pablo Berasaluze examina a los de Asegarce

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

El Campeonato de Parejas ha cubierto su primer mes de competición y avanza hacia el ecuador de la primera fase, al que se llegará a la conclusión de las tres jornadas que se resolverán durante el periodo navideño. Jokin Etxaniz, director técnico de Aspe, y Pablo Berasaluze, responsable de los entrenamientos de la plantilla de Asegarce, conocen como nadie los entresijos de sus pelotaris, su momento de forma y la compenetración que han logrado.

El análisis de Jokin Etxaniz Altuna III-Martija (primeros con 3 puntos)

«Jokin conserva la determinación en su juego y va todavía encima de la ola. Espero que le dure el mayor tiempo posible. De todas maneras, no olvidemos que es muy joven. Tiene 21 años. Martija estuvo muy nervioso al inicio del campeonato. Sin embargo, apenas ha fallado y estoy convencido de que irá hacia arriba en cuestión de confianza. Había dudas sobre cómo rendiría el debutante. Ha respondido. Ahora bien, Altuna tiene que trabajar a fondo en todos los partidos y el torneo es largo».

Elezkano II-Rezusta (cuartos con 2 puntos)

Elezkano II-Rezusta (cuartos con 2 puntos). «Sacaron adelante un compromiso difícil en Oñati, donde Rezusta ya jugó mejor. Danel acertó más en el remate y respondió en defensa. Si Beñat rinde al nivel alto al que nos ha acostumbrado y a Elezkano le aguantan las manos, ojo a esta pareja. Rezusta es el hombre clave. Lleva tanto tiempo arriba que no sé hasta cuándo puede resistir sin sufrir un bajón. No olvidemos que se trata de un zaguero que basa su juego en soltar el brazo, no en aguantar. Pensábamos que después del anterior Campeonato de Parejas, podía resentirse durante el verano. No fue así. Empezó con dudas esta competición. Si le vuelve la confianza, habrá que tenerles en cuenta»

Ezkurdia-Zabaleta (sextos con 2 puntos)

«Pareja potente, capaz de ganar a cualquiera. El campeonato no ha pillado en su mejor momento ni a uno ni a otro. Creíamos que la doble victoria les daría confianza. Pero cuesta. Demuestran ganas de coger ese punto que les falta. Mientras tanto, andan con altibajos. Ahora mismo, lo más importante para ellos es adquirir ese grado de confianza que les falta. Si lo consiguen, poseen pegada y calidad para meterse entre los cuatro primeros. Otros años ya han estado en esa misma pelea. Partidos, desde luego, no les van a faltar».

Irribarria-Merino II (octavos con 1 punto)

«Pese a no sumar más que un punto, sus sensaciones son mejores a medida que avanza el torneo. Irribarria estuvo parado un tiempo y llegó al Parejas con poco rodaje. Necesita partidos. Si no llegan las victorias, aparecerá la presión. Pero le veo en línea ascendente semana a semana porque la mano le permite entrenarse ya con normalidad. Eso ayuda después sobre la cancha. He visto mejor a Merino II en las dos últimas jornadas, tanto el día que ganaron en Eibar como en la derrota de Urretxu. Está claro que Irribarria dispondrá de menos oportunidades de remate que el año pasado con Rezusta. Le toca desarrollar otro tipo de trabajo. Puede hacerlo».

El análisis de Pablo Berasaluze Olaizola II-Ander Imaz (segundos con 3 puntos)

«Han tenido de todo. Ander Imaz anda con problemas de manos y eso repercute en su rendimiento individual y en el de la pareja. Termina justo los partidos. Por eso no está dando su nivel real. Sin embargo, es tan trabajador que sacan adelante sus compromisos. En cuanto a Aimar Olaizola, le veo bien aunque no haya brillado en el remate. Pasó una gripe la semana pasada y se ha recuperado de la fascitis plantar que arrastraba. Va hacia arriba. Como la mayoría de los zagueros contrarios dominan a Imaz, Aimar está obligado a trabajar mucho en lugar de lucirse en el remate. No se trata de una pareja capaz de romper a los rivales, pero exige a todos trabajar a fondo si quieren superarles. Tres puntos de cuatro posibles son muchos. Los tienen».

Víctor-Albisu (terceros con 2 puntos)

«Arrancaron muy bien y se pusieron arriba con los dos primeros puntos. El segundo lo cosecharon en el partido que suspendió Ladis Galarza por lesión. En las dos últimas citas, sin embargo, he visto muy acelerado a Víctor a la hora de acabar los tantos. Con Albisu en semejante momento de forma, el delantero de Ezcaray debe jugar tranquilo y trabajar más. Lo importante en el campeonato es ganar. Nunca hay que olvidarse de eso. Víctor ha ido a por la pelota con prisas y mal. Si pierdes tanta pelota, es imposible llegar a 22 en esta categoría. Uno y otro se han mostrado irregulares. Necesitan terminar con esos altibajos. Tal y como está Albisu, si Víctor encuentra la pausa, esta pareja es bonita».

Urrutikoetxea-Galarza (quintos con 2 puntos)

«Tampoco podemos hablar mucho de Ladis Galarza porque en realidad apenas le hemos visto. Tuvo de todo en la primera jornada. No estuvo mal. En el segundo, el día que se lesionó, le noté nerviso, muy presionado. Entró en su lugar Aretxabaleta, zaguero que da tranquilidad a Urrutikoetxea. El de Markina no pierde pelotas fáciles, cubre cancha, está muy encima y da confianza al delantero. Si las manos le responden a Andoni, me parece una pareja para estar arriba. Porque la pelota le sale fácil de las dos manos a Urrutikoetxea y está fino a la hora de acabar. Temía que la carga del Campeonato del Cuatro y Medio pudiera afectarle, pero ha dado continuidad a su buena línea. Lo mismo que Altuna. Es habitual que después de una final acuses un bajón. No es el caso de estos dos».

Bengoetxea VI-Larunbe (séptimos con 1 punto)

«Larunbe me ha causado buena impresión en los cuatro partidos, aunque en alguno de ellos perdiera bastante pelota. Suelta a la pelota y pienso que ha ganado en solidez respecto al año pasado. Le veo mejor que entonces. Oinatz Bengoetxea, sin embargo, está por debajo de su mejor nivel. Lo que no pierde es su espíritu competitivo y su carácter luchador. Siempre saca a relucir esas cualidades. Muy bueno técnicamente, hay que tener cuidado con él. El campeonato es largo y no sería la primera vez que un pelotari progresa con el paso de las semanas. Ojo al partido del viernes en Arrasate entre Bengoetxea VI-Larunbe e Irribarria-Merino II, las dos últimas clasificadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos