Pelota

Gipuzkoa domina el cuatro y medio femenino

Leire Etxaniz y Maider Mendizabal, finalistas en categoría elite, muestran la txapela que se pone en juego este miércoles en Sopela. /jordi alemany
Leire Etxaniz y Maider Mendizabal, finalistas en categoría elite, muestran la txapela que se pone en juego este miércoles en Sopela. / jordi alemany

Las guipuzcoanas Eneritz Arrieta y Maite Iriarte pugnarán por la txapela en primera categoría de la Emakume Master Cup mientras Maider Mendizabal se medirá a la vizcaína Leire Etxaniz en élite

ENRIQUE ECHAVARREN

Sopela acoge el miércoles (ETB1-12.00 horas) las finales del Emakume Master Cup del Cuatro y medio en las que sobresale la presencia de tres manistas guipuzcoanas. La azkoitiarra Eneritz Arrieta pugnará por la txapela con la azpeitiarra Maite Iriarte en primera categoría, mientras que la anoetarra Maider Mendizabal se medirá a la vizcaína Leire Etxaniz, natural de Etxebarria, por el título élite. Las finales han despertado una gran expectación y todo parece indicar que el frontón de Sopela registrará un entradón. La ocasión lo merece.

La Emakume Master Cup -en el primer trimestre de 2017 se disputó la primera edición en la modalidad de parejas-, aspira a convertirse en la competición más importante de pelota femenina a nivel nacional e internacional. Arrancó el pasado 21 de octubre y a lo largo del último mes y medio han tomado parte un total de 68 manistas -52 en primera categoría y 16 en élite-. Se han disputado 79 partidos repartidos en siete sedes -Santurtzi, Oñati, Azpeitia, Anoeta, Lezama, Berriz y Sopela-, de nueve territorios distintos.

«Nuestra valoración es muy positiva sobre todo por el número de participantes que hemos conseguido teniendo en cuenta que es la primera edición», ha señalado Iker Amarika, del comité organizador. A juicio del exmanista de Larrabetzu, «las pelotaris siempre tienen cierto recelo a jugar a nivel individual, pero estamos muy contentos de lo que hemos logrado hasta el momento».

Dos viejas conocidas

Maider Mendizabal y Leire Etxaniz son dos viejas conocidas. Fueron rivales en la final del torneo de parejas y el miércoles vuelven a serlo en la jaula. En aquella ocasión, la zaguero de Etxebarria y la gernikarra Olatz Arrizabalaga se llevaron a casa las txapelas puestas en juego en Amorebieta al imponerse a la lizartzarra Nagore Arozena y a la zaguera de Anoeta en la final por 22-14. Fue un partido durísimo. Se alargó por espacio de 54 minutos y se cruzaron a buena nada menos que 749 pelotazos.

El miércoles, Maider Mendizabal espera tomarse la revancha. «Me hacía mucha ilusión jugar partidos individuales. Al principio del campeonato tenía mis dudas, sobre todo en el apartado físico, pero en la liguilla salí a tope y he aguantado bien toda la competición». Tiene 40 años, lleva jugando a pelota desde los siete y reconoce que «Leire es más joven, más rápida y más fuerte, pero yo tengo a favor la veteranía y la experiencia. Todos queremos que sea una buena final». Llevará como botillero a su marido, Iñaki Alijostes, triatleta.

Su rival, la vizcaína Leire Etxaniz, tiene 27. Empezó a jugar con doce y lo dejó tres años después. Se pasó al fútbol y luego a la pala. Hace un año regresó a sus orígenes. «Me apunté porque me gustaba jugar a pelota, eso es algo que nunca se olvida. Una vez que he llegado a la final solo piensas en ganarla. Pero si sale un buen partido y los aficionados se quedan a gusto, también estaré contenta. De momento estoy tranquila, aunque sé que Maider es una rival muy complicada. Tendré que jugar muy bien para ganarle».

La presentación de las finales, que ha tenido lugar este lunes al mediodía en el Palacio Euskalduna de Bilbao,ha contado con la participación de Aitor Erauzkin, director técnico de la Federación Vasca, Joserra Taranco, representante de Laboral Kutxa, patrocinador principal del torneo, y Leire Basauri, teniente de alcalde de Sopela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos