«Siento envidia de mis compañeros cuando les veo jugar»

Su nombre ha bailado por las carteleras en los últimos días. Sus seguidores se hacían a la idea de que volvía a vestirse de blanco. El calvario había terminado después de tanto tiempo, pero su esperanza cayó en saco roto. «Tenía tres partidos esta semana -estaba anunciado el martes en Etxebarria, ayer en Huércanos y mañana en Azpeitia-, pero no voy a poder jugar ninguno. La empresa me ha puesto en la cartelera el 11 de agosto en Sartaguda, pero todavía es pronto para saber si estoy para jugar. Salir a la cancha en malas condiciones nunca es bueno. El público merece un respeto. Si no estás bien, mejor suspender. Eso lo tengo bien claro. Siento envidia de mis compañeros cuando les veo jugar, ya sea en el frontón o por televisión», comenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos