Pelota

Siempre que llueve, escampa

Jokin Altuna ejecuta uno de sus numerosos buenos saques ayer en Sopela, con Ezkurdia dispuesto a restar.
Jokin Altuna ejecuta uno de sus numerosos buenos saques ayer en Sopela, con Ezkurdia dispuesto a restar. / BORJA AGUDO

Altuna III acaba con victoria una semana triste por la muerte de su tío Martín y la gastroenteritis

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

No hay recompensa sin sufrimiento. Jugar la final del Torneo San Fermín del cuatro y medio contra Aimar Olaizola el viernes 7 al mediodía en un Labrit lleno hasta la bandera no devolverá a Jokin Altuna la compañía del tío Martín, fallecido esta semana. Tuvo palabras de recuerdo para él -«sé que hoy me habrá ayudado desde donde esté»-, así como para su izeba y sus primos.

Más

Era lo que le faltaba al delantero de Amezketa después de la gastroenteritis que le dejó maltrecho y con cuatro kilos menos entre el domingo y el lunes. De momento solo ha recuperado dos. «El viernes anduve un poco en el frontón con mi primo, pero no he hecho nada más. He venido a Sopela sin restar un solo saque», confesó.

13 Ezkurdia

22 Altuna III

Tiempo de juego
40 minutos y 12 segundos.
Pelotazos a buena
190.
Tantos de saque
Ezkurdia, 2. Altuna III, 2.
Faltas de saque
Ezkurdia, 0. Altuna III, 0.
Pasas del cuatro y medio
Ezkurdia, 1. Altuna III, 0.
Tantos en juego
Ezkurdia, 10. Altuna III, 13.
Tantos perdidos
Ezkurdia, 6. Altuna III, 1.
Marcador
0-2, 1-2, 1-4, 3-4, 3-11, 9-11, 9-13, 11-13, 11-17, 12-17, 12-18, 13-18 y 13-22.
Momios de salida
100 a 60 a favor de Altuna III. 40 a 100 por abajo.
Botilleros
Mattin Ezkurdia dirigió a su hermano Joseba y Ekaitz Saralegi, a Jokin Altuna.
Incidencias
media entrada en el frontón de Sopela, de paredes azules. Alrededor de 300 espectadores.

Su semana había sido triste, sobre todo, y difícil. Pero siempre que llueve, escampa. Altuna III se desembarazó 13-22 de Ezkurdia, su verdugo del año pasado, para colarse en uno de los partidos más bonitos del año para la mano profesional. «Voy descubriendo las fechas especiales de la pelota. Jugué la final del Campeonato del Cuatro y Medio. Perdí, pero fue una bonita experiencia. Ahora, esta. Intentaré hacer frente a Aimar».

Las frases

Jokin Altuna Delantero de Aspe
«No hay edad para Aimar, mi rival en la final; aguanta así los partidos con 37 años porque se ha cuidado»
Joseba Ezkurdia Delantero de Aspe
«Altuna III ha jugado mucho y yo he hecho lo que he podido; el ritmo lo ha impuesto Jokin»

Reservado hasta 2015 a los navarros, el año pasado las empresas abrieron el abanico a pelotaris de otros territorios y Jokin Altuna, a sus 21 años, ha tardado poco en convertirse en el primer guipuzcoano presente en la final del día de San Fermín en el Labrit. Ha adquirido tal estatus en poco tiempo que los corredores de apuestas cantaron de salida 100 a 60 a su favor, convertidos en 40 a 100 en cuanto al dinero real, ante un pelotari de la talla y el bagaje de Ezkurdia. Una cosa es cantar y otra, responder a la confianza depositada en ti por los apostantes.

Frontón y pelotas rápidas

El amezketarra cumplió con las expectativas con más remates que dureza. «Las pelotas eran rápidas y el frontón, también», apuntó el vencedor. Saltó a la cancha concentrado, dispuesto a resolver los tantos con rapidez, a evitar que Ezkurdia llevara la voz cantante en el peloteo. «El saque tiene mucha importancia», señaló Altuna. «Salvo dos o tres, el resto de los míos han sido rápidos y fuertes».

Por ahí comenzó a cimentar su triunfo en un choque más bien corto y con nada menos que once acciones con premio de saque-remate distribuidas casi a partes iguales: seis de Altuna III y cinco de Ezkurdia. El de Arbizu, retrasado 3-11, reaccionó gracias a una tacada de seis tantos que le acercó a dos del oponente (9-11).

Jokin Altuna impidió que se repitiera nada parecido. Aprovechó el saque y cuando le tocó defender mostró una solvencia superior, al menos en esta ocasión. Exhibió sencillez a la hora de elaborar las jugadas. Alternó remates de zurda de pared a pared con ganchos que le costó cruzar más de lo habitual. Dejó una dos paredes marca de la casa nada más empezar la semifinal. Falló poco. No bajó la guardia nunca.

Joseba Ezkurdia, quien ha dispuesto de pocos días para recuperarse de las molestias de espalda con las que acabó la eliminatoria frente a Mendizabal III, admitió la derrota: «Jokin ha merecido ganar».

Fotos

Vídeos