Pelota

Ezkurdia y Zabaleta: «Nos ha salido un partido bastante redondo y Beñat no ha tenido su día»

Danel Elezkano y Beñat Rezusta aplauden en el podio a José Javier Zabaleta y Joseba Ezkurdia, que muestran las txapelas y trofeos. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Danel Elezkano y Beñat Rezusta aplauden en el podio a José Javier Zabaleta y Joseba Ezkurdia, que muestran las txapelas y trofeos. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Ezkurdia y Zabaleta muestran su satisfacción por la conquista de las txapelas en la final del Bizkaia. Lo celebraron juntos en el polideportivo de Arbizu en una cena a la que asistieron más de 200 seguidores

ENRIQUE ECHAVARREN BILBAO.

Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta expresaron su satisfacción cuando Elezkano II no pudo poner en el frontis la última pelota. El delantero de Arbizu fue estrujado literalmente por sus seguidores antes de fundirse en un abrazo de complicidad con el zaguero de Etxarren, igual de emotivo que el que se dio con Juan Martínez de Irujo en vestuarios. Acababan de conseguir las txapelas y con ellas se presentaron en la sala de prensa. «La voy a llevar toda la noche puesta», bromeó Ezkurdia. Acto seguido dijo que «Elezkano y Rezusta han hecho su peor partido del campeonato. Nosotros sabíamos que teníamos que dar lo nuestro en cada tanto. Nos ha salido muy bien, José Javier ha hecho un campeonato impresionante y estoy contento de haber ganado la txapela».

Menos expresivo pero igual de satisfecho por dentro, Zabaleta señaló que «hemos completado un buen final de campeonato. En los últimos partidos hemos jugado muy bien. Hoy, Joseba ha acertado y ha jugado muy cómodo desde el principio. Hemos tenido la suerte de adquirir una buena ventaja al principio y la hemos mantenido».

Coincidió Ezkurdia al comentar que «hemos llegado muy bien al tramo final del campeonanto, funcionando como pareja. Personalmente me he llevado muchos palos, muchos golpes a lo largo de mi carrera como pelotari profesional. Cuando debuté no sabía si estaría a la altura, tenía miedo. Pero con esta txapela, la primera que gano, me he quitado un peso de encima. Espero que no sea la última. Ha sido algo muy especial. Nos ha costado conseguir las txapelas, pero ahora hay que disfrutarlo».

Zabaleta, más comedido, incidió en que «yo también he pasado por momentos malos. He estado mucho tiempo sin jugar, pero volver a ganar la txapela lo compensa todo». También hizo un repaso al devenir de la pareja en la competición. «Al principio estábamos muy necesitados de puntos porque en la primera vuelta de la liguilla solo conseguimos tres victorias. Aparecieron las dudas porque cometíamos muchos errores, pero las victorias en la segunda nos han dado confianza. Hemos ido de menos a más hasta llegar a la final».

Sobre el partido, el zaguero de Etxarren afirmó que «Beñat no ha tenido el día, no ha entrado en el partido en ningún momento. Nosotros hemos estado muy serios desde el principio. Joseba ha marcado el ritmo, ha acelerado la final. Nos ha salido un partido bastante redondo». No se confió a pesar de la jugosa ventaja en el luminoso. «Un partido como estos tiene mucho peligro. Cuando hemos llegado a 18 era un buen resultado, pero Elezkano II y Rezusta han hecho cuatro tantos consecutivos. El miedo a la vuelta no desaparece hasta que llegas a 22».

Ezkurdia puntualizó que «la pelota no me debe nada. Al contrario. Jugar a pelota es lo que más me gusta. Gracias a mi entorno todo ha sido más fácil. Soy competitivo y me gusta preparar lo mejor posible todos los campeonatos. Vivo mucho la pelota y he encontrado la recompensa a todo ese trabajo de años».

Ezkurdia y Zabaleta festejaron juntos el triunfo en el polideportivo de Arbizu, en una cena con alrededor de 200 comensales que acabó a altas horas de la madrugada. La ocasión lo merecía.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos