Pelota

«La responsabilidad es grande»

Martin Alustiza, sentado en las butacas de cancha del Beotibar de Tolosa. / IÑIGO ROYO

El segurarra Martin Alustiza releva en el cargo de seleccionador de material a Peñagarikano

ENRIQUE ECHAVARRENTOLOSA.

Martin Alustiza es historia viva de la pelota. Tiene 55 años -en diciembre cumplirá 56-. Casado y con dos hijas, se mantuvo en activo durante 27 temporadas. Perteneció primero durante doce años al cuadro de Empresas Unidas, después otros doce a Asegarce y los últimos tres a Frontis. «Debuté con 18 años en el Municipal de Bergara, el 19 de julio de 1980. Gané con Barandiaran (22-19) a Madrid y Elorza», recuerda con cierta nostalgia. En su palmarés figura el Campeonato de Parejas logrado en el Ogueta de Gasteiz en 1993 con Maiz ante Titín y Arretxe (22-19) «Jugué otras tres finales de Parejas con Tolosa, Galarza y Beloki, pero no conseguí ningún otro título más», señala.

Se ganó a pulso en la cancha el apodo de 'ganapartidos' y aún le hace ilusión cuando se lo comentas. «Me llamaban pelma. En aquellos tiempos, la apuesta tenía una gran importancia y por el hecho de ganar muchos partidos pasabas a ser un pelotari muy bien considerado por público y empresas. Eso tenía mucho valor. Nuestros partidos no eran como los de ahora. Se llegaban a dar 1.000 pelotazos a buena y se alargaban por espacio de hora y media. Primaba la dureza. El público era diferente y agradecía el esfuerzo. Los delanteros también entrábamos de aire, pero mucho menos de lo que se hace en la actualidad. El juego ha evolucionado. Hoy en día es muy difícil ver un partido de hora y media salvo en el Parejas. Y ni así. El material también ha cambiado y los pelotaris son ahora unos atletas».

Desde que colgó el gerriko, el exdelantero segurarra ha seguido ligado al mundo de la pelota. «Todos los que hemos sido pelotaris, también los deportistas profesionales, deseamos continuar metidos, de una forma u otra, en este mundo. La pelota ha sido nuestra forma de vida durante media vida, nos lo ha dado todo, y dejarlo todo de golpe se hace complicado». Alustiza ha matado ese gusanillo en los últimos ocho años como intendente de Aspe, aunque antes también ejerció como técnico otras dos temporadas y media.

Una llamada inesperada

Hace doce días recibió una llamada por parte de la Liga de Empresas con la oferta de ser el nuevo seleccionador de material en sustitución de Kepa Peñagarikano, que había renunciado al cargo por incompatibilidad con su actividad laboral. «No me imaginaba que podía ser el elegido. Me dieron un par de días para pensármelo. Le di unas cuantas vueltas, pero al final decidí dar el ok»,

Reconoce que «el material es un tema muy delicado. Hay muchos pelotaris y cada uno es diferente en sus gustos, influye también el frontón y el tipo de partido que sea. Afortunadamente, tengo la experiencia de mi estancia en Aspe como intendente. Sabes de qué va al tema, aunque no es lo mismo trabajar para una empresa que tener que ser ahora imparcial. La responsabilidad es muy grande, hay muchos intereses por detrás. El intendente mira sobre todo a sus pelotaris, pero el seleccionador no puede hacerlo jamás. Ha de ser neutral. Debe fijarse sobre todo en la cancha y escoger las pelotas que mejor se amolden a las características del frontón donde se juegue, quitar las vivas y las bajas, primando siempre el espectáculo. Todos tenemos que ir de la mano, intendentes y seleccionador».

A su juicio, «hoy en día ya no hay tanta diferencia entre las pelotas de una empresa y otra. Desaparecieron aquellas de cuero vuelto, las de Cipri. Considero que Punpa está haciendo un buen trabajo y al ser todas las pelotas del mismo proveedor se evitan los problemas que había antes. En los últimos campeonatos apenas ha habido quejas sobre el material. Cuanto menos se hable de él, mejor para todos. ».

Pero Alustiza es consciente de que eso es una quimera. «Desde que yo comencé a jugar a pelota siempre ha habido polémicas con el material, incluso mucho antes. Es algo cíclico que vuelve a tener protagonismo cuando menos te lo esperas. Es muy difícil acertar y dejar contento a todo el mundo. Yo diría que imposible. Esté Martin Alustiza de seleccionador o cualquier otro, esté quien esté».

«Sé dónde me meto -añade-. Habrá momentos malos, pero no me importa. Con Juan Mari -se refiere a Atano XIII, quien ejerció el cargo de seleccionador durante trece años- he visto la otra cara de la pelota. Lo pasaba muy mal. Hemos hecho muchos kilómetros juntos y cuando había habido follón en alguna elección de material volvíamos a casa sin abrir la boca. En completo silencio, solo poníamos la radio. Aquello parecía un funeral».

Al menos, más de algún 'gallo' ya no está en activo. Eso supone un alivio para el seleccionador. «Dentro de tres meses te lo diré, pero por norma general el pelotari cuando pierde siempre busca una excusa y la más recurrida es quejarse del material. Eso no podrá evitarse nunca».

Fotos

Vídeos