Torneo Bankoa-DV

Prieto marca la diferencia en el Amazabal

Prieto arma el brazo para golpear de derecha en Leitza. / LOBO ALTUNA

El delantero de Mungia y el pamplonés Alduntzin ganan en categoría sénior a Etxeberria y Ceceaga, mientras en promesas lo hacen Egiguren y Gaskue

J.L. LEITZA.

Prieto y Alduntzin consiguieron ayer en el Amazabal de Leitza el billete para la siguiente ronda del Torneo Bankoa Credit Agricole- EL DIARIO VASCO al derrotar en categoría sénior a Peio Etxeberria y Ceceaga por 13-22. Sus próximos rivales serán Egiguren y Garmendia, el domingo 29 de octubre en el Municipal de Bergara. Por cierto, la próxima jornada no se disputará en el Izarraitz de Azpeitia, sino en Urrestilla. Se mantiene la fecha, sábado 7 de octubre, y la hora, 17.30.

Prieto se convirtió en protagonista del partido. Lo manejó a su antojo, se lo llevó a donde le interesaba y no dio ninguna oportunidad a sus rivales. Hubo cierta igualdad hasta el 12-15. A partir de ahí, se rompió definitivamente, como antes había sucedido en promesas. El delantero de Mungia manejó muy bien la volea, supo darle velocidad a la pelota y estuvo acertado a la hora de acabar el tanto. Diez fueron de cosecha propia. El más bonito del partido fue precisamente el 12-15, un tanto muy peloteado en el que se cruzaron 46 pelotazos a buena. Peio Etxeberria llevó la iniciativa del mismo, pero fue Prieto quien acabó con una volea al ancho.

El de Zenotz, subcampeón promesas en 2016, no estuvo acertado en el remate como en otras ocasiones. Equivocado, quizás debió trabajar más los tantos antes de precipitarse en ir en busca de la pelota. Su primero de remate adelante llegó en el 12-14. Con eso ya está dicho prácticamente todo.

Atrás, en cambio, hubo más equilibrio. Ceceaga jugó un buen partido. El zaguero bergararra llevó a buena pelotas muy difíciles y cubrió también el txoko, pero su labor quedó un poco deslucida por la media docena de errores que cometió. Por contra, Alduntzin fue más rocoso. Cometió dos errores al principio y luego solo perdió otra pelota. Seguro y trabajador, el pelotari pamplonés fue el complemento perfecto para Prieto.

Egiguren, dominador

El festival comenzó con el duelo que enfrentó en categoría promesas a Egiguren y Gaskue contra Txoperena y Odriozola, que se saldó con victoria de los primeros por un contundente 22-9. El partido fue muy peloteado en sus inicios, nadie quería dar su brazo a torcer. Egiguren y Gaskue se adelantaron 7-1, pero Txoperena y Odriozola lograron empatar a ocho. Un dato. Para el 10-9 ya ha habían cruzado 241 pelotazos a buena, lo que indica la dureza del mismo. La cifra se incrementó a los 271 en el 11-9. De ahí hasta el final, con el partido ya roto, solo se dieron 45.

El azpeitiarra Egiguren fue el mejor del cuarteto. A partir del 10-9 se decidió a jugar más adelante, arriesgó y encontró el agujero para hacer el tanto. Llevó la voz cantante, pero dejó algunas dudas en su juego, sobre todo en los desplazamientos laterales. Habrá que verle contra rivales que le aprieten más. Gaskue fue un buen complemento. El zaguero de Larraintzar, liviano de peso, se mueve fácil por la cancha y cubre mucho espacio. Dio la impresión de estar ya muy baqueteado en este tipo de partido. Demostró oficio y más nervio que fuerza.

En el bando perdedor, Txoperena no pudo conseguir la victoria ante sus paisanos. El leitzarra fue el más débil de todos, sobre todo con la zurda a bote. Eso sí, puso más ganas que nadie aunque no encontrara premio. Ayudó todo lo que pudo a su zaguero entrando al resto de saque hasta en once ocasiones. Y a pesar de quedar eliminado, Odriozola causó una grata impresión. El zaguero de Urnieta, que ronda el 1,90 de altura, perdió tres pelotas y sembró alguna que otra duda en el resto de saque, pero dejó huella.

Egiguren y Gaskue se medirán en la siguiente ronda contra Agirreamalloa y Oliden. La cita, el sábado 21 de octubre en el Beotibar de Tolosa.

Fotos

Vídeos