Pelota

Óscar Lerena: «Soy primo de los hermanos Merino»

Óscar Lerena ha exhibido su pegada a lo largo del Torneo Bankoa-DV./PEDRO MARTÍNEZ
Óscar Lerena ha exhibido su pegada a lo largo del Torneo Bankoa-DV. / PEDRO MARTÍNEZ
Óscar Lerena, finalista promesa del Torneo Bankoa-DV

Delantero najerino de 18 años, llama la atención por la velocidad que imprime a la pelota y la efectividad de su saque

J.L.SAN SEBASTIÁN.

Óscar Lerena (Nájera, 18 años) se ha distinguido por su poder y su saque en la categoría promesas del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO, cuya final disputará el viernes a partir de las 17.30 con el oñatiarra Markel Gartzia frente al markinarra Josu Agirreamalloa y el oriotarra Aratz Oliden.

- ¿Cómo se ha encontrado a lo largo de la competición?

- Jugar con un zaguero al que apenas conoces crea de salida cierto nerviosismo. Creo que eso nos influyó en el primer partido, en Idiazabal, donde no jugamos tan bien como en la semifinal del sábado en Zarautz. Afrontas un torneo importante con ganas, quieres hacerlo bien... Hemos ido de menos a más.

- ¿Qué tal se ha compenetrado con Markel Gartzia?

- Le había visto algún día en el frontón de Bergara, a cuyo club pertenece. Pero nunca me había coincidido jugando. Es un chaval majo, buen compañero. Desde el primer día hemos hablado mucho y eso ayuda a hacer pareja. Intenta ayudarme siempre y eso me permite estar cómodo.

- Firmó seis tantos de saque en Idiazabal y ocho en Zarautz. ¿Es su principal arma?

- Estoy bien de manos y se nota. El material me ha favorecido. He encontrado en el cestaño pelotas de Punpa que me entran bien en la mano, más agresivas, y he hecho daño con ellas a base de darles velocidad. También me gusta variar el saque para buscar el punto débil de los contrarios e impedir que el delantero entre de aire.

- ¿Cuál es su mejor registro de tantos de saque?

- Normalmente no hago números tan altos. Hay días.

- La pelota le sale rápida de la derecha.

- Hasta hace poco me ponía mucho taco. Los dos últimos meses he bajado la protección y me coloco lo justo. Me he quitado el miedo. Diez días antes de la semifinal me entró una pelota en la derecha al golpear de volea en Zaldibar, pero la recuperé bien con masaje.

- Sufrió una lesión importante a primeros de año.

- El 24 de febrero me rompí el dedo índice de la mano derecha por varios sitios. Me operé y estuve parado algo más de tres meses. El dedo no tiene muy buen aspecto, pero lo importante es que ha quedado bien y no me duele nada. Eso sí, lo protejo algo más que el resto.

- ¿Hay pelotaris en su familia?

- Mi hermano jugaba de pequeño y me inculcó la afición. Soy primo de los hermanos Merino, Miguel y David, zagueros de Aspe. Mi madre y su padre son primos carnales. Siempre me ayudan y me dan consejos.

- ¿Con quiénes se prepara?

- Me entreno a las órdenes de Joaquín Plaza, en Logroño. Pertenezco al grupo de Álvaro Untoria, de mis primos, de los aficionados Pedro Ruiz y Adrián Prado. Como estudian, Zabala y Altuzarra vienen solo por las tardes.

- ¿Ensaya con Aspe?

- Sí. Jokin Etxaniz, director técnico de la empresa, se pone en contacto conmigo y me llama para ir a distintos frontones. Hace un par de semanas estuve en el Astelena. He acudido al Labrit. Cuando jugamos los cuartos de final en Idiazabal, estuve en el frontón de Beasain con ellos. Etxaniz me ayuda.

- ¿En qué le insiste?

- Me corrige las posturas tanto a la hora de entrar de gancho como de sacar o pegarle atrás.

- Disputa la final contra Agirreamalloa y Oliden.

- Nunca he visto en acción a Agirreamalloa, pero sé que se trata de un delantero atrevido. En cambio, conozco a Oliden, un zaguero que le da a la pelota. Si han alcanzado la final de un torneo en el que están los mejores, seguro que es porque poseen condiciones. Intentaremos descubrir sus puntos menos fuertes y descolocarles.

- La final es en Zumarraga.

- Nunca he estado en ese frontón. Solo lo he visto por la tele. Aprovecharé la elección de material de hoy para tomar contacto con la cancha y entrenarme un poco.

- ¿Qué pelotari le gusta?

- Como riojano, me tiran los de casa: los Merino, Darío, Untoria... Siempre me ha gustado Irujo, pero entre los de ahora me quedo, sin duda, con Jokin Altuna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos