Pelota

Oinatz y Merino II respiran a costa de Altuna y Untoria

Jokin Altuna se dispone a entrar de aire ayer en el Adarraga. Al fondo, Álvaro Untoria. / FERNANDO DÍAZ

Logran su primer punto dentro del grupo A, pero no dependen de sí mismos para acceder a la final del domingo

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Bengoetxea VI y Merino II respiran tras estrenar su casillero de victorias dentro del grupo A de la feria de San Mateo a costa de Altuna III y Untoria (22-14). Siguen vivos, pero curiosamente necesitan que sus rivales de ayer ganen mañana a Víctor y Rezusta si quieren disputar la final del domingo, pero no dependen de sí mismos. Las tres parejas tienen opciones. Todo está en el aire.

Víctor y Rezusta tienen el billete en sus manos. Lo conseguirán de forma matemática si llegan al cartón 22. De lo contrario, deberán hacer obligatoriamente 21 tantos ya que con 20 empatarían con Bengoetxea VI-Merino II y pasaría la pareja que más fácil haya ganado sus duelos anteriores. Por su parte, Altuna III y Untoria están obligados a ganar y dejar en 11 o menos tantos a Víctor y Rezusta. Bengoetxea VI y Merino II se clasificarían con cualquier resultado entre 20-12 y 22-20.

22 Bengoetxea V-Merino II

14 Altuna III-Untoria

Tiempo de juego
64 minutos.
Pelotazos a buena
632.
Tantos de saque
Bengoetxea, 2. Altuna, 0.
Faltas de saque
Bengoetxea, 0. Altuna, 0.
Tantos en juego
Bengoetxea VI, 10. Merino II, 1. Altuna III, 8. Untoria, 3.
Tantos perdidos
Bengoetxea VI, 2. Merino II, 1. Altuna III, 7. Untoria, 2.
Marcador
1-0, 1-1, 9-1, 9-2, 10-2, 10-5, 11-5, 11-7, 13-7, 13-9, 20-9, 20-12, 21-12, 21-14 y 22-14.
Momios de salida
a la par.
Incidencias
de nuevo más de tres cuartos de entrada en el Adarraga de Logroño en la tercera jornada de la feria de San Mateo. Un millar de espectadores.

Bengoetxea VI y Merino II sabían lo que jugaban. Su debut se saldó con derrota ante Víctor y Rezusta (17-22) y un nuevo traspiés les dejaba en la calle, sin posibilidad alguna de reeditar el triunfo conseguido en 2013. Plantearon un partido muy serio y pronto, muy pronto, obtuvieron réditos. Colocaron en el luminoso un 9-1 a su favor con una tacada de ocho tantos. Una losa muy pesada para Altuna III y Untoria.

El amezketarra trató de jugarle de tú a tú a Bengoetxea VI, pero apenas podía entrar en juego. Merino II quitaba pelota y Oinatz estaba en vena de aciertos. Todo lo que intentaba encontraba premio. El delantero guipuzcoano estaba desaparecido. No encontraba la fórmula de resolver el desaguisado. Comenzaron a entrarle las prisas y llegaron los errores. Aún así, recortó distancias hasta colocarse a cuatro tantos (11-7 y 13-9). Pero otro nuevo arreón de los colorados acabó con sus ilusiones (20-9). Altuna lo intentó todo, pero quizás le hizo falta un poco más de ayuda por parte de Untoria, que reaccionó con todo perdido.

Aunque no pudo mantener su idilio con el Adarraga, Altuna III dejó a la parroquia riojana un tanto para el recuerdo, el 13-8. Soltó un gancho desde el cuadro tres y medio, con los pies atornillados en el centro de la cancha. La pelota impactó a un dedo de la chapa y a otro de la contracancha. Increíble. Solo él es capaz de hacer esas cosas.

Más

Fotos

Vídeos