Pelota

Objetivo, escapar de la cola

Iker Irribarria regresa al Uarkape de Arrasate. / MICHELENA
Iker Irribarria regresa al Uarkape de Arrasate. / MICHELENA

Bengoetxea VI-Larunbe e Irribarria-Merino II, rivales hoy en ArrasateEl vigente campeón manomanista y el de 2016 muestran diferencia de pareceres en cuanto al material

JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Bengoetxea VI-Larunbe e Irribarria-Merino II reanudan el Campeonato de Parejas esta tarde a las 18.00 en el frontón Uarkape de Arrasate, escenario del partido que abre la quinta jornada con ocasión de la fiesta de Santamasak. ETB4 emite en directo el duelo, que unas horas después, a las 22.00, también podrá verse en diferido a través de ETB1.

Tras un primer mes de torneo complicado, las dos parejas se encuentran ahora mismo entre dos aguas. Ocupan la cola de la clasificación, pero con diez jornadas por delante solo un punto les separa del cuarto puesto, el último que otorga billete para la liguilla de semifinales. Continúan cerca.

CLASIFICACIÓN

La jornada (5ª)
Parejas J G P TF TC PT
1
Altuna III-Martija 4 3 1 86 66 3
2
Olaizola II-Imaz 4 3 1 77 75 3
3
Víctor-Albisu 4 2 2 84 63 2
4
Elezkano II-Rezusta 4 2 2 71 76 2
5
Urrutikoetxea-Galarza 4 2 2 63 72 2
6
Ezkurdia-Zabaleta 4 2 2 72 83 2
7
Bengoetxea-Larunbe 4 1 3 74 77 1
8
Irribarria-Merino II 4 1 3 71 86 1
Próxima jornada (6ª)

Ahora bien, perder en Arrasate significa descolgarse, quedarse solo y desamparado en la última plaza, tener que ir a remolque al menos durante varias semanas. Trae consigo descolgarse, correr el riesgo de que se abra una brecha de dos puntos respecto a las posiciones con premio. Sería la tercera derrota consecutiva para Bengoetxea VI-Larunbe o la segunda para Irribarria-Merino II. Ganar permite reengancharse y evitar una dinámica negativa. La diferencia es notable.

Una vez más, como es norma en la presente edición del campeonato desde su arranque, los momios de salida no mostrarán preferencia clara por una de las dos parejas. Quizá ligera por Bengoetxea VI y Larunbe. Las buenas prestaciones de Irribarria y Merino II en Urretxu el día de Santa Lucía han elevado la confianza en ellos. Una mayor eficacia rematadora del zurdo de Arama a la hora del remate la reforzaría.

La diferencia de pareceres sobre el material el día de la elección marca la previa del encuentro. Como ya hiciera la semana precedente en Oñati antes de medirse a Elezkano II y Rezusta, Oinatz Bengoetxea comentó la excesiva viveza de alguna pelota de los oponentes. El día del partido, sin embargo, llamó más la atención una suya bajísima.

Irribarria replicó en otra dirección al apuntar que había encontrado buen material por primera vez en el presente campeonato. Choque de intereses. De todas maneras, hasta el momento no se han visto pelotas de excesiva salida en ningún frontón. Ni seleccionador ni intendentes ni pelotaris han pecado por arriba.

El zurdo de Arama vuelve al frontón donde el 22 de diciembre de 2015 brindó una entusiasmante actuación. Era su primera participación en el Parejas. Pese a caer 22-13 frente a Bengoetxea VI y Untoria, aquel chaval de todavía 19 años dejó boquiabiertos a los 800 pelotazales que estuvieron a punto de llenar el Uarkape. Cobró un rebote en el 18-11. Lidió con los entonces defensores del título sin apenas ayuda de un Zubieta renqueante de las rodillas que a partir de ese día causó baja para el resto de la competición.

Las dos parejas llegaban a aquella cita sin ninguna victoria y, como ahora, en la cola. Los vencedores, Bengoetxea VI y Untoria, lograron aquel año plaza en la liguilla de semifinales. Arrasate sirvió de catapulta a los ganadores. ¿Por qué no puede repetirse la historia?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos