Torneo Bankoa-DV

«Nunca sabes si te va a llamar una empresa, pero juego sin esa presión»

Peru Labaka afronta con ilusión las semifinales. / FÉLIX MORQUECHO
Peru Labaka afronta con ilusión las semifinales. / FÉLIX MORQUECHO

Peru Labaka participará mañana por la tarde en la semifinal sénior que se disputa en el frontón Aritzbatalde de Zarautz

J.L. SAN SEBASTIÁN.

Peru Labaka es un delantero puntero y buen rematador del campo aficionado, un pelotari de 21 años que en épocas anteriores habría permanecido pendiente de una posible llamada de las empresas para dar el salto. Sin embargo, otros de su edad e incluso más jóvenes llevan ya una o más temporadas en profesionales y sobrevuela la sensación de que los técnicos ya no fijan tanto su atención en este zizurkildarra.

«¿Si aspiro a dar el salto? Nunca sabes si te van a llamar», contesta Peru Labaka. «Tengo solo 21 años, pero hay bastantes pelotaris de mi edad en Aspe y Asegarce. Siempre existe esa ilusión, pero salgo a la cancha sin esa presión», añade.

El zizurkildarra está a las puertas de su segunda final consecutiva del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO en categoría sénior. Tiene la oportunidad mañana a partir de las 16.30 en el frontón Aritzbatalde de Zarautz, sede de la segunda jornada de semifinales. Jugará en compañía de Aitor Aranguren frente a Eneko Labaka y Iosu Eskiroz.

Los Labaka, zizurkildarra Peru y albizturdarra Eneko, no guardan ningún parentesco, salvo el deportivo. «Hemos sido rivales en multitud de partidos», apunta Peru. «Nos conocemos lo suficiente e incluso más». Apenas existen secretos entre ellos.

En cambio, «hace tiempo que no veo a Eskiroz. Apenas hemos coincidido últimamente. Le vi, por ejemplo, en la final de promesas del Torneo Bankoa-DV del año pasado, en Zumarraga. Posteriormente fuimos rivales en un partido del GRAVNI en Zestoa. Posee una zurda muy buena».

A Peru Labaka le gustaron y sorprendieron en la eliminatoria de cuartos de final de Galdakao las prestaciones de su zaguero en este torneo, Aranguren, aginagarra de todavía 17 años -nacido en 2000- y que por edad podría intervenir aún en la categoría promesas. «De momento es el único partido que hemos disputado juntos. El de mañana será el segundo. Tampoco habíamos sido rivales hasta el reciente choque del Memorial Antton Pebet en Villabona. Ni siquiera hemos compartido entrenamientos. Aitor maneja todas las posturas, viene a cubrir el txoko y es muy pelotari. Además, ha cogido golpe. Ha subido».

Peru Labaka viene de superar «una lesión en el sacro que me obligó a parar después del torneo de Lezo, en septiembre. Estuve parado casi dos meses y reaparecí justo en el Torneo Bankoa-DV en Galdakao. Tenía una inflamación y no bajaba con la rehabilitación. Me afectaba sobre todo la parte de atrás de la cintura. Incluso si me sentaba, sentía dolor. Me hicieron una resonancia que detectó la lesión y empecé a tomar antiinflamatorios».

Coger la forma

Este problema le impidió «participar en el Campeonato de Gipuzkoa. No llegué a disputar un solo partido con mi club, el Zazpi Iturri de Amezketa. Por fin estoy curado y ahora juego uno a la semana. No es mucho, pero me encuentro bastante a gusto».

El frontón de Zarautz puede favorecer la facilidad rematadora del zizurkildarra en la semifinal de mañana. «Conozco el Aritzbatalde de verlo por la tele. Nunca he jugado allí. Sé que la pelota anda rápida en el suelo y que posee un frontis lento. También me han dicho que la cancha es más estrecha que otras».

Peru Labaka compagina su dedicación a la pelota con el trabajo en una granja familiar «con 260 cabezas de ganado, de ellas 120 vacas para ordeñar. Nos dedicamos a la producción de leche».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos