PELOTA

«Rezusta nunca va a pasar la tarde»

Beñat Rezusta, en el reciente Ciudad de San Sebastián. / ARIZMENDI
Beñat Rezusta, en el reciente Ciudad de San Sebastián. / ARIZMENDI

El zaguero de Bergara disputa hoy en Lekeitio su quinta final del verano, con Elezkano II ante Urrutikoetxea y LarunbeJokin Etxaniz y Jon Apezetxea elogian la profesionalidad de Rezusta

JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Beñat Rezusta disputa esta tarde en Lekeitio, con ocasión del Antzar Eguna, la final del Torneo Acarregui, la quinta de su fecundo verano. Acompañado de Danel Elezkano, persigue su tercer éxito de este periodo estival tras los cosechados primero en San Fermín y después en Bilbao con ocasión del 25 aniversario de Asegarce. Deberán doblegar a Urrutikoetxea y Larunbe en un festival anunciado para las 17.00 y emitido en diferido por ETB1 a partir de las 22.00.

A Rezusta se le escaparon la final del Bizkaia por equipos pese a vencer en el choque de parejas junto a Altuna III y la del Ciudad de San Sebastián, en este caso por un apretado 21-22. Lo que más ha llamado la atención de su rendimiento, de todas maneras, es la regularidad a alto nivel. Hay que escarbar bastante y remontarse lejos para encontrar un partido decepcionante del zaguero zurdo de Bergara.

Jokin Etxaniz, director técnico de Aspe, y Jon Apezetxea, intendente de la promotora eibartarra, trabajan codo con codo junto a un pelotari cada vez más hecho. No para de progresar a sus 24 años y con cuatro de bagaje profesional. Analizan sus aptitudes, su personalidad, su línea de trabajo...

Jokin Etxaniz destaca que «ha cambiado el gesto con la zurda; la postura de ahora es más natural»

Jon Apezetxea apunta que «nunca se queja en público del material; si tiene algo, me lo dice personalmente»

Entrenamientos. Jokin Etxaniz subraya que «Beñat alterna los ensayos de frontón por parejas con otros individuales que efectúa conmigo. Si no estoy libre, queda con su hermano Aritz, con su botillero Mikel o algún otro amigo como Igor. Tienen su propio artilugio para lanzar la pelota y juega con ellos en el frontón de Angiozar, en el de Antzuola o en el de Elgeta. Acopla las sesiones a su calendario de partidos. Fuera del verano, cuando tiene un compromiso semanal, le gusta hacer un entrenamiento fuerte entre partido y partido. Pasa pocos días sin ir al frontón. Va mucho a hacer manos».

Distintos frontones. «Alterna los frontones para los entrenamientos», señala Etxaniz. «Si puede, le gusta ensayar cerca de casa, en Bergara o Eibar, pero acude regularmente a Tolosa, Beasain, Idiazabal... También me ha acompañado más de una vez a Pamplona. Es muy serio. No va al frontón a pasar la tarde».

Derecha. El director técnico de Aspe destaca que «después de un entrenamiento de parejas o cuando va conmigo, aprovechamos para realizar series de pelotazos con la mano derecha. Ha evolucionado un montón. Había que verle al principio... En la semifinal del domingo en Lekeitio pegó un derechazo al ocho. Debería atreverse más en los partidos, pero no es fácil».

Variar la postura. Uno de los detalles en los que más ha insistido el responsable técnico de Aspe con su pupilo. «Le noto mucha diferencia desde que debutó. Todavía le da de costado con la zurda, pero ha cambiado el gesto. El de ahora es más natural. Mete la cintura y aprovecha la inercia de su cuerpo. ¡Hay que ver cómo pega a la pelota de abajo en los entrenamientos! Me acuerdo de un zurdazo que dio en un choque del Campeonato Promoción de Parejas en Vitoria. La enganchó a la altura del cinco o del seis y la puso casi en el rebote».

Material. Jokin Etxaniz observa otro apartado en el que Rezusta ha progresado muchísimo. «Cuando dio el salto, le creaba muchos problemas la pelota que venía rápida de abajo. Prefería una pelota más lenta para colocarse». El intendente Jon Apezetxea corrobora esa afirmación. «Se le caían al suelo. Ha aprendido a flexionar las piernas y a meter la cintura. La gente piensa que a Beñat le conviene la pelota botona y con salida de frontis porque le da en esa postura de besagain. Sucede lo contrario. Marca mayores diferencias con pelota baja porque es quien más le da».

Tenaz. «Es cabeza cuadrada en el buen sentido de la definición», indica Etxaniz. «Si las cosas no le salen bien en los entrenamientos, se cabrea. Quizá eso mismo le ayuda a ser exigente consigo mismo y a salir de situaciones comprometidas. También lo es con el tema de los tacos. Aguanta poco tiempo con los mismos. Apenas le duran». Apezetxea añade que «al principio se salía del partido si cometía dos o tres errores consecutivos. Ahora, sigue a lo suyo. Competitivo cien por cien, muestra siempre la misma actitud. Eso engancha al pelotazale».

No al Cuatro y Medio. Salvo inesperado cambio de planes, Beñat Rezusta no participará en la próxima edición del Campeonato del Cuatro y Medio. «Ni siquiera en las categorías inferiores destacó en esa distancia y pienso que tendría problemas con el juego actual», indica Etxaniz. «Lo importante es recuperarse bien de los esfuerzos del verano. Es posible que algún momento le llegue un bajón, pero hay que intentar evitarlo. Antes le daba respeto jugar dos días consecutivos por el tema de que emplea una sola mano. Ahora ha perdido el miedo a encadenar tres o incluso cuatro. Es un portento físico y eso le ayuda a aguantar el trote».

Ningún mal gesto. Jon Apezetxea alaba el comportamiento de Rezusta dentro y fuera de la cancha. «Nunca se queja en público del material. Si tiene algo que decir, me coge aparte y me lo comenta de buenas maneras. Y sobre la cancha, lo mismo. Pocas celebraciones y ningún gesto feo». Se agradece.

Fotos

Vídeos