Pelota

Los navarros regresan al palmarés

Jon Jaunarena, Peio Etxeberria, Asier Agirre y Diego Iturriaga, en el Labrit de Pamplona./CALLEJA
Jon Jaunarena, Peio Etxeberria, Asier Agirre y Diego Iturriaga, en el Labrit de Pamplona. / CALLEJA

Agirre-Iturriaga y Etxeberria-Jaunarena disputan mañana la final de plata. El Labrit de Pamplona volverá a llenarse para asistir al desenlace del Campeonato de Parejas Promoción

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

La presencia de dos parejas navarras en la final del Campeonato Promoción mañana, sábado, a las cinco de la tarde en el Labrit de Pamplona (ETB1, 17.45) garantiza romper una racha de cinco ediciones sin que ningún manista de ese territorio haya conseguido inscribir su nombre en el palmarés de ganadores de esta competición. Precisamente uno de los protagonistas, Jon Jaunarena, fue el último vencedor navarro en 2012, hace seis años, en compañía del riojano Cecilio. Entonces participó como delantero. Desde hace quince meses se desenvuelve de zaguero en una nueva etapa como profesional.

Asier Agirre (Pamplona-La Rochapea, 22 años) y Diego Iturriaga (Sartaguda, 26) en representación de Asegarce y Peio Etxeberria (Zenotz, 19) y Jon Jaunarena (Leitza, 26) en nombre de Aspe tienen la oportunidad de incorporarse a una lista de ganadores en la que, al menos de momento, han encontrado mayor proyección los zagueros que los delanteros. Aritz Begino y Beñat Rezusta han repetido en Primera. Jon Ander Albisu alcanzó la final de la máxima categoría. Sin embargo, ninguno de los delanteros campeones desde 2002 ha trasladado sus éxitos de segunda a la máxima categoría.

Agirre e Iturriaga, primeros clasificados tanto en la liguilla de cuartos como posteriormente en la de semifinales, parten favoritos. Los corredores de apuestas presumen momios de salida de 100 a 90 que podrían convertirse en 70-80 a 100 por abajo. Avalan a los de Asegarce dos victorias en los duelos directos, ambas por 22-14, la primera en Tafalla y la segunda en el Labrit de Pamplona, recinto al que regresan en esta ocasión.

Aficiones fieles

Un Labrit lleno. Hace días que las reservas agotaron las localidades. Iturriaga traerá consigo medio Sartaguda y buena parte de Lodosa, en cuya escuela de pelota ejerce de entrenador. Cerca de 300 pelotazales. Los pueblos del valle de Ultzama también acusarán la falta de los jóvenes ya que unos 150 tienen previsto desplazarse a la capital navarra. Leitza tampoco dejará solo a Jaunarena y desde La Rochapea, el barrio de Agirre, subirán la cuesta del Labrit para animar a su amigo y estar a su lado.

Agirre e Iturriaga, consistentes, quieren prolongar la línea de regularidad exhibida durante tres meses. El delantero parece restablecido del problema en el adductor que le ha obligado a visitar a los fisioterapeutas de la empresa en Vitoria. La elección del miércoles se retrasó una hora por esa razón.

Peio Etxeberria y Jaunarena combinan su mayor explosividad con baches en su juego. El punto donde sitúen esos altibajos condicionará el desarrollo del encuentro. El de Zenotz, en franca progresión durante el torneo, necesita controlar su ímpetu. El de Lei-tza deberá complementar la brillantez de su zurda con una derecha que castigue a Iturriaga, un seguro de vida hasta el momento.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos