Pelota

Más navarros que guipuzcoanos en el Parejas

El guipuzcoano Imaz y el navarro Olaizola II forman pareja./M. FRAILE
El guipuzcoano Imaz y el navarro Olaizola II forman pareja. / M. FRAILE

Mantiene seis pelotaris en el Parejas, mientras que Gipuzkoa conserva a cinco con la entrada de Ander Imaz en lugar de Artola

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

La pelota navarra mantiene mayor representación que Gipuzkoa en el Campeonato de Parejas, aunque sea por los pelos. Por segunda edición consecutiva, la diferencia es de un solo pelotari: seis navarros y cinco guipuzcoanos. Nada que ver con lo ocurrido hace bien pocos años. En 2005 y 2007, sin ir más lejos, participaron once y ninguno, respectivamente.

Las retiradas de Abel Barriola, Juan Martínez de Irujo y Aitor Zubieta a lo largo del último año, unidas a la irrupción de una joven generación guipuzcoana que gana peso en la mano profesional, invitaban a pensar en un posible vuelco que de momento no se ha producido. De hecho, ya en la edición de 2017 causaron baja Irujo y Zubieta.

Respecto a la lista de titulares del anterior campeonato faltan dos zagueros navarros: Abel Barriola y Mikel Beroiz. Sin embargo, Aspe y Asegarce han optado por manistas de ese mismo territorio para solventar la doble ausencia. El de Leitza deja su puesto a Julen Martija, mientras que Ladis Galarza entra en sustitución del de Huarte. Gracias a este cambio de cromos, Navarra conserva su representación.

Gipuzkoa, por su parte, pierde un delantero, Iñaki Artola, y gana un zaguero, Ander Imaz, quien ya completara buena parte de la edición de 2017 como recambio del propio Beroiz. El oiartzuarra acompaña al ataundarra Jon Ander Albisu, al bergararra Beñat Rezusta, al amezketarra Jokin Altuna y al aramarra Iker Irribarria.

El reparto por comarcas es el siguiente: dos del Goierri -Irribarria y Albisu- uno de Tolosaldea -Altuna-, uno de Debagoiena -Rezusta- y uno de Oarsoaldea -Imaz-.

La mano guipuzcoana recupera una proporción habitual hace dos décadas. En la parrilla de salida del Campeonato de Parejas de 2001 estuvieron seis: José Mari Ceceaga, Aitor Elkoro, Jokin Etxaniz, Martin Alustiza, Mikel Unanue y Jokin Errasti. Un año después, 2002, fueron cinco: no figuran Etxaniz y Alustiza, pero entra Xabier Imaz. Conviene apuntar que en esas dos ocasiones compitieron diez parejas, dos más de las que se alinean en la actualidad.

¿Qué puede pasar en el futuro? ¿Tomará la delantera Gipuzkoa a Navarra? No es fácil predecirlo. Hay datos para el análisis. Entre los seis navarros hay gente veterana en comparación con los guipuzcoanos. Albisu, con 27 años, es el más experimentado del quinteto. Le superan en edad dos navarros: Aimar Olaizola (38) y Oinatz Bengoetxea (33). Más aún, Ladis Galarza es quinto del ataundarra ya que ambos nacieron en 1990. Nacieron con dos meses de diferencia.

La juventud de los Rezusta (24), Imaz (22), Altuna III (21) e Irribarria (21) invita a pensar que hay pelotaris para años. En la recámara despuntan el propio Artola, titular en las tres ediciones precedentes, Erik Jaka, Axier Arteaga, Xabi Tolosa... Son aspirantes al relevo. Pero también Navarra cuenta con la irrupción de un Unai Laso llamado a mayores empresas. Va a ser otra interesante batalla a nivel deportivo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos