PELOTA

Mikel Urrutikoetxea (Finalista): «No me considero favorito, cualquiera puede ganarme»

Mikel Urrutikoetxea muestra una pelota delante de una litografía de Charles Chaplin en un bar de Zaratamo, su localidad natal./BORJA AGUDO
Mikel Urrutikoetxea muestra una pelota delante de una litografía de Charles Chaplin en un bar de Zaratamo, su localidad natal. / BORJA AGUDO

El delantero de Zaratamo llega imbatido a la cita del domingo en el Bizkaia de Bilbao y evita el cartel de favorito ante Altuna III

ENRIQUE ECHAVARRENZARATAMO.

Mikel Urrutikoetxea afronta con tranquilidad a sus 28 años la final del Campeonato del Cuatro y medio que le enfrenta el domingo en el Bizkaia de Bilbao a Jokin Altuna. Es la segunda del delantero de Zaratamo tras conquistar la txapela en 2015. Y lo hace con un dedo fisurado. Eso no ha sido obstáculo para culminar imbatido liguilla de cuartos y semifinales. Nadie ha sido capaz de hacerle quince tantos. Aún así, elude el cartel de favorito para subirse de nuevo a lo más alto del cajón en el recinto de Miribilla.

- La primera pregunta es obligada, ¿cómo está el dedo anular de su mano izquierda?

- Tengo que dejar que crezca la uña un poco para evitar que la pelota golpee la punta, que es donde está la fractura. Los médicos me han dicho que se cura con reposo, pero tampoco me impide entrenar. Las molestias están ahí, pero puedo golpear a la pelota sin problemas. Sigo aplicándome hielo y una pomada, pero ya no tomo antiinflamatorios.

«Cuando debuté hace ocho años mi forma de jugar era muy distinta a la de ahora, apenas entraba de aire»

- ¿Había tenido una lesión similar con anterioridad?

- Este dedo ya lo he tenido roto, en la misma falange, pero hace mucho tiempo, cuando era aficionado. Y algún otro dedo también he tenido problemas, pero no me he roto muchos. En el momento en el que se produjo la fractura me llevé un buen susto, no sabía lo que era, pero cuando me dijeron que solo era en la punta me quedé más tranquilo. Espero tocar madera y que no vuelva a tener más lesiones.

- En la semifinal ante Bengoetxea VI volvió a dañárselo en un resto de saque casi al final del partido...

- Fue mala suerte, los golpes malos van siempre al sitio donde más te duele, pero no fue nada importante.

- Retorna a una final un año después.

- Es algo especial, sobre todo teniendo en cuenta el nivel de pelotaris que han participado. Siempre cuesta llegar a una final. El año pasado me quedé a las puertas por un tanto.

- ¿Ha sido larga la espera?

- No, porque he estado bastante cerca. El año pasado, Oinatz me eliminó en semifinales en el Cuatro y medio y en el Manomanista. Luego quedó campeón.

- ¿Se ha sacado la espina dejándole sin opción al título?

- Lo que quería, además de ganarle, era hacerlo bien. Cuando estás tan cerca de la final lo único que piensas es en aprovechar el momento. No le tenía especiales ganas.

- ¿Tiene ansiedad?

- Para nada. Aún no llegando a la final, las sensaciones fueron buenas en ambos campeonatos. He seguido tratando de hacerlo lo mejor posible y ha vuelto a llegar a otra.

- ¿Es ambicioso?

- Sí, sigo siendo ambicioso. A mi edad quiero lograr más txapelas, estar presente en finales. A todo el mundo le gusta ganar, ese es el objetivo de todos los pelotaris que acuden a la presentación de cada campeonato.

- ¿Cómo vive los días previos a una final?

- Es algo especial, es algo que sueñas desde que eres joven. Ves partidos por televisión y te pones a pensar que ojalá llegue el día en que esté yo en esa situación. He disputado ya cuatro y la quinta me hace la misma ilusión que la primera.

- ¿Qué se siente allí arriba, en lo más alto del cajón?

- Sobre todo felicidad. Es un momento en el que se te pasan muchas cosas por la cabeza, te acuerdas de muchas personas que te han ayudado y que ahora no están entre nosotros. Entras en la historia de la pelota, donde figuran grandes pelotaris. Con el paso de los años lo valoraré mucho más que ahora.

«Altuna es un rival muy completo, termina fácil el tanto y físicamente está mejor que el año pasado»

- ¿Ha preparado especialmente este campeonato en relación a otros?

- En verano he jugado muchos partidos y no he tenido mucho tiempo, apenas doce días. Hice algunos entrenamientos, pero tenía mis dudas en el primer partido. No sabía cómo iba a encontrarme en la cancha. Eso nos pasa a todos, pero las sensaciones fueron bastante buenas. Con los partidos he cogido confianza.

- Se le ve más curtido, más hecho.

- Cada vez me estoy encontrando más a gusto en la cancha, pero soy consciente de que tengo aún muchas cosas por mejorar.

- ¿Se aprende de los errores?

- Claro que sí, sobre todo físicamente. Llegué a la pelota bastante tarde para lo que ahora es habitual. Me costaba acabar los partidos, pero poco a poco he ido madurando, cogiendo peso y esto también te ayuda.

- No ha perdido ningún partido, ¿qué hubiera pasado si llega a tener más tiempo para preparar el campeonato?

- Igual todo hubiese salido peor porque le habría dado más vueltas a la cabeza.

- ¿Es de ese tipo de pelotari?

- Intento evadirme, pero quieras que no siempre hay esa tensión y esas ganas de querer hacerlo bien por que es un campeonato importante y si te quedas fuera tienes que esperar un año a volver a luchar por la txapela.

- De momento, nadie ha sido capaz de hacerle quince tantos, un dato que avala su fiabilidad...

- Son solo cifras, pero la final es un partido completamente diferente al resto. Hay más tensión, más presión y en ese momento tienes que estar al 100%. De lo contrario, el rival te pasa por encima.

- ¿Tanta superioridad puede generarle un exceso de confianza?

- No, para nada No me considero favorito, ni que vaya a ganar fácil. Si quiero tener opciones de conquistar la txapela tendré que hacerlo todo perfecto. Enfrente tengo a un grandísimo pelotari que juega muy bien en el cuatro y medio y que está en un gran momento de juego.

- Le ha ganado las dos veces que se han enfrentado en la liguilla de cuartos. ¿Eso quiere decir algo?

- Eso solo sirvió para clasificarme para semifinales antes que otros pelotaris, pero no tiene nada que ver. Cambia el frontón, la situación, el momento.

- ¿Cuál de los cuatro partidos que ha disputado este año le ha costado más ganar?

- Quizás en cuanto a resultados he podido ganar con resultados holgados, pero todos han sido complicados ante pelotaris de grandísimo nivel.

«Me gustaría tener su edad para estar más temporadas en activo jugando a pelota»

- Siempre ha ido por delante en el marcador...

- Intento comenzar los partidos centrado y eso siempre ayuda.

- ¿Qué opinión tiene de Altuna III?

- Es un pelotari que todo lo hace bien. Termina muy fácil el tanto y físicamente le veo mejor que el año pasado. Aguanta muy bien los partidos y en defensa está más fuerte. Es un rival muy completo.

- ¿Utilizará las mismas armas que le sirvieron para ganarle en el Jaian Jai de Lekunberri?

- Nunca se sabe. Puedes ir al frontón con una idea en la cabeza y luego, según transcurra el partido, igual tienes que cambiarlas. Todo lo que haga tiene que tener un sentido.

- ¿Qué tiene Altuna III que no tenga Urrutikoetxea?

- Me gustaría tener su edad para estar más años jugando a pelota, pero cada uno tiene su estilo de juego. Me gusta como juega. Cuando no tengo partido le veo por televisión y disfruto mucho. De todos los pelotaris se aprende y también de todos los partidos, ya sean estelares o teloneros. Al que le gusta la pelota como a mí siempre sacas cosas positivas.

- ¿Y al revés?

- No sé.

- ¿Es ahora Urrutikoetxea mentalmente más duro?

- Todavía puedo serlo más. Hay momentos en los que puedes tener bajones, pero hay que intentar aprender a sobrellevarlos cuando las cosas no salen como quieres. Ser más duro para volver al buen camino.

- ¿La experiencia ayuda en las finales o no tiene nada que ver?

- Siempre he dicho que el ejemplo está en la que le gané a Irujo después de ir perdiendo 20-10. Los partidos acaban en el cartón 22 y siempre hay que luchar hasta el último tanto aunque vayas perdiendo.

- No se fía de nada

- Ni de nadie, cualquiera puede ganarme.

- ¿Qué queda de aquel chaval que debutó el 13 de junio de 2009 en el Municipal de Arrigorriaga?

- Soy un pelotari completamente distinto, tanto en el plano físico como técnico. Mi forma de jugar era muy distinta a la de ahora, apenas entraba de aire. Creo que me he amoldado bien a los cambios. Ya no queda nada aquel Urrutikoetxea, sobre todo físicamente. No me parezco en nada.

- ¿Cuánto pesaba entonces?

- 69 kilos, ahora peso 84.

Más

Fotos

Vídeos