Pelota

Merino II, qué bien te sienta el Uarkape

Oinatz Bengoetxea intenta llegar a una pelota ante Iker Irribarria ayer en Arrasate. / MORQUECHO
Oinatz Bengoetxea intenta llegar a una pelota ante Iker Irribarria ayer en Arrasate. / MORQUECHO

Irribarria y el zaguero de Villar de Torre pueden con Bengoetxea VI y Larunbe, ahora colistas

ENRIQUE ECHAVARREN ARRASATE.

Iker Irribarria y David Merino respiran más tranquilos tras conseguir ayer en el Uarkape el segundo punto del Campeonato de Parejas. Una victoria sufrida y trabajada, que les permite abandonar el farolillo rojo de la clasificación y empatar con otros cuatro dúos. Por contra, para los perdedores, Bengoetxea VI y Larunbe, supone la tercera derrota consecutiva y quedarse descolgados en la tabla, con un solo triunfo en cinco partidos disputados. Los vigentes subcampeones necesitan reaccionar ya para seguir vivos en la competición.

18 BENGOETXEA VI- LARUNBE

22 IRRIBARRIA- MERINO II

Tiempo de juego:
68 minutos y 14 segundos.
Pelotazos a buena:
607.
Tantos de saque:
Bengoetxea VI, 2. Irribarria, 3.
Faltas de saque:
Bengoetxea VI, 0. Irribarria, 0.
Tantos en juego:
Bengoetxea VI, 10. Larunbe, 0. Irribarria, 11. Merino II, 3.
Tantos perdidos:
Bengoetxea VI, 2. Larunbe, 3. Irribarria, 4. Merino II, 2.
Marcador:
0-2, 2-2, 2-3, 4-3, 4-6, 5-6, 5-8, 7-8, 7-11, 10-11, 10-13, 14-13, 14-15, 16-15, 16-17, 17-17, 17-21, 18-21 y 18-22.
Momios de salida:
a la par con ligera tendencia por Bengoetxea VI y Larunbe.
Botilleros:
Pablo Berasaluze con Bengoetxea VI-Larunbe y Jon Apezetxea junto a Irribarria-Merino II.
Incidencias:
prácticamente lleno en el Uarkape de Arrasate. 841 personas. Gran ambiente.

Los pelotazales, que prácticamente llenaron las gradas del recinto de Arrasate, disfrutaron de un gran partido, jugado de poder por los cuatro protagonistas, con alternativas en el marcador, emocionante, en el que se vieron tantos preciosos y grandes pelotazos. Tan bien se lo pasaron que incluso cantaron villancicos en varias ocasiones.

El duelo se decantó a favor de la pareja de Aspe -necesitada también de la victoria como comer- en el tramo final gracias a la inspiración de Irribarria y el buen hacer de Merino II, que cuajó un partidazo. Antes, prácticamente desde el inicio, la igualdad presidió la contienda. Los primeros tantos fueron duros y peloteados. Nadie quería dar su brazo a torcer. Y fue el zaguero de Villar de Torre quien presentó su tarjeta de visita con un derechazo tremendo tras amago del zurdo de Arama ante el que nada pudo hacer Larunbe (0-2).

Era el comienzo del idilio que mantiene con el Uarkape, un frontón en el que juega muy a gusto -el año pasado, en la misma fecha que ayer, por Santamasak, también ganó con Ezkurdia a Urrutikoetxea y Ander Imaz (15-22)- y en el que se encuentra como en casa. El menor de los Merino no solo sujetó a Larunbe, sino que le mostró la espalda durante la mayor parte del partido. Impuso su ley. Extendió muy bien la pelota con la mano izquierda, cubrió mucha cancha, se empleó en defensa y se permitió el lujo de alguna licencia como el gancho con el que consiguió el 4-6. Un partido redondo del riojano, que ya había dado muestras de su recuperación la semana pasada en Urretxu pese a perder con Urrutikoetxea y Aretxabaleta.

Irribarria va a más

Irribarria también va a más a medida que adquiere confianza. Su juego es más sólido, la pelota le sale de la mano con brillo y comienza a hacer estragos con el sotamano en la defensa de los rivales. El zurdo de Arama mandó dos pelotas al rebote de sendos zurdazos y a pesar de que Bengoetxea VI le dejó casi sin opciones de entrar de aire al resto -el leitzarra sacó de la pared a la pared en nueve ocasiones- apareció en el momento justo para romper el empate a 17 con dos pinceladas de su innegable clase.

La primera, en el 17-19, con una dejada al ancho que dejó con la boca abierta a todo el frontón. Se la sacó de la manga sin que nadie le viera. Y la segunda, la contradejada también a la punta con la que liquidó el partido tras llegar a una envenenada dejada de Oinatz en el txoko. Bengoetxea y Larunbe rindieron a buen nivel, pero solo podía ganar uno.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos