Pelota

Mendizabal: «Espero darle guerra y jugar mis bazas, pero está muy complicado»

Aitor Mendizabal, en el exterior del frontón de Antzuola. /ALBERDI
Aitor Mendizabal, en el exterior del frontón de Antzuola. / ALBERDI

Aitor Mendizabal se estrena esta noche en la jaula navarra en Beasain ante Elezkano II, que parte como favorito

ENRIQUE ECHAVARREN

Aitor Mendizabal afronta cargado de ilusión su estreno en la presente edición del Torneo San Fermín del cuatro y medio. Se mide a Danel Elezkano, el favorito para lograr el billete a la segunda ronda, pero el antzuolarra no es de ese tipo de pelotaris que se rinde sin presentar batalla. El festival del frontón Antzizar de Beasain (ETB1-22.00) también incluye otra eliminatoria de la escalera de Aspe entre Julen Retegi e Iker Irribarria. Es su tercera participación en la jaula navarra. Se estrenó en 2016 con derrota en Arrasate ante Jaunarena (22-14). Y al año siguiente venció en su estreno en el Uarkape a Jaka (22-5) y perdió después ante Ezkurdia en Mungia (22-19) «a quien di bastante guerra», afirma. Ahora el reto es mucho mayor.

A sus 29 años, Mendizabal III es uno de los pelotaris veteranos del cuadro de la promotora eibarresa. Cumple su séptima temporada como profesional y tiene contrato hasta diciembre de 2019. Vive por y para la pelota. No lleva la cuenta de los partidos que lleva disputados este año, pero tiene clavada una espina con el Manomanista. «No pude prepararlo como hubiese querido. Solo hice un par de entrenamientos. Dos meses antes de empezar el campeonato sufrí una rotura de fibras en un partido de empresa en Eibar y estuve dos semanas parado. Me enfrenté a Jaka y me pasó por encima. Me dio pena no haber podido dar todo lo que llevaba dentro», recuerda.

Ahora le llega otra oportunidad. Y es precisamente en el acotado donde más a gusto se encuentra y donde más partido saca a su juego. «El Cuatro y medio es la modalidad que más me gusta, me amoldo bastante bien. En cambio, el mano a mano es más complicado para mí porque me falta fuerza. También se decía que Altuna no la tenía, pero Jokin ha demostrado que es un fuera de serie. En la jaula me ha faltado un poco de suerte para llegar más arriba, pero se ha comprobado que no por entrenar mucho llegan los resultados. Todo depende del momento de forma en el que te encuentres y la confianza en ti mismo. Eso solo se adquiere jugando partidos».

Las vacaciones, entrenando

Hace tres años disfrutó de una semana de vacaciones en Girona para desconectar y el pasado formó parte de la expedición anual de pelotaris a Bakersfield (California) junto a Jokin Etxaniz, Aitor Irusta, Aritz Lasa y Abel Barriola. Este año se ha quedado en casa, entrenando. «He hecho dos entrenamientos en el pueblo y otro en Arbizu con Ezkurdia. Me he visto bien, las sensaciones han sido buenas».

No se queja del emparejamiento. «Así ha tocado y no hay que darle más vueltas. Hoy en día todo el mundo juega mucho a pelota». Y califica el enfrentamiento de esta noche ante Elezkano II como «un partido muy importante. El de San Fermín es uno de los mejores torneos del verano y lo afrontó con mucha ilusión, aunque no lo tengo nada fácil. Danel ha hecho un gran Campeonato de Parejas y en el mano a mano también ha rendido a gran nivel. Lleva un año enorme, pero espero darle guerra y jugar mis bazas. Sé que será muy complicado ganarle, pero voy a intentarlo. Es un pelotari muy duro y muy listo en la cancha. Aprovecha todo lo que le llega».

«Cuando llegué a Antzuola la riadaya había pasado»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos