http://static.diariovasco.com/www/menu/img/mano-parejas-dv-desktop.png
Pelota

Olaizola II y Ander Imaz ganan 22-20 un partido plagado de errores

Aimar Olaizola se dispone a golpear con la derecha, en una imagen de archivo. /IÑIGO ROYO
Aimar Olaizola se dispone a golpear con la derecha, en una imagen de archivo. / IÑIGO ROYO

Víctor y Albisu caen condenados por los diecisiete tantos perdidos entre ambos

JOSEBA LEZETAlogroño

Melchor y Olentzero adelantaron unos días su visita anual. El rey mago, tres semanas. El carbonero, siete días porque su llegada se espera para la Nochebuena. Aparecieron de forma inesperada este domingo en el Adarraga de Logroño. Desorientados, desubicados, no dieron una a derechas. Melchor, en realidad, era Víctor. Su zaguero, Albisu, llegó de Ataun con la pipa en la boca y un saco de regalos también grande, aunque algo más pequeño que el de su delantero.

Víctor y Albisu ‘regalaron’ el punto a Olaizola II y Ander Imaz, que agradecieron los 17 tantos de fallo que facilitaron el trabajo a sus oponentes. El riojano cometió diez si incluimos su fallido resto de sotamano del último tanto; el ataundarra, siete, una exageración cuando dominas tanto en el peloteo.

Aimar necesitó cuatro tantos de jugada y una escapada al ancho de Ander Imaz para anotarse la tercera victoria y empatar a tres con Altuna III y Martija al frente de la clasificación. Ocupan la segunda plaza por la diferencia de tantos general, valor que rompe de momento los empates.

Pocas veces a lo largo de su carrera habrá conseguido Olaizola II alcanzar el cartón 22 con tan escaso bagaje ofensivo. Le bastó estar en su sitio, no complicarse la vida, esperar que los rivales cometieran errores, muchos al principio, moderados en el tramo central y de nuevo numerosos al tiempo que claves en la recta final.

«La clave ha estado en nuestro mal comienzo y en mis dos errores del final», confesó Víctor. Su inicio, desde luego, resultó preocupante. Viéndole entrar al remate sin ton ni son, uno se pregunta sobre la justicia de su elección titular. Más aún, cuando justo minutos antes acababan de jugar sus teóricos recambios en caso de lesión: Artola, sobre todo, y Laso. Como no corrija su rumbo, nos vamos a acordar más veces.

Pese a que Ander Imaz ofreció más dudas que certezas en el arranque, Víctor y Albisu entraron pronto en crisis. El partido pasó del 4-4 a un 14-6 favorable a Olaizola II y el zaguero oiartzuarra con un parcial de 10-2, producto de la sucesión de fallos azules, no del buen hacer de los colorados.

De todas maneras, la facilidad con la que Víctor y Albisu dominaban el peloteo vislumbraba la posibilidad de que cambiaran las tornas. Ocurrió. Bastó que el de Ezcaray y el ataundarra metieran la pelota en el verde con cierta regularidad y que el delantero aprovechara sus innumerables oportunidades de remate.

La persecución se consumó en el 18-18. Incluso tomaron la delantera 18-19 y 19-20. Lanzados, todo parecía ponerse del lado de Víctor y Albisu. Pero no. Melchor y Olentzero no se habían marchado del frontón. Continuaban sobre la cancha. Albisu falló una pelota clara de zurda en el 19-19. Víctor dio de nuevo la delantera a su pareja 19-20 con un dos parede extraño ya que tanto Aimar como él acabaron en el suelo. Pero a renglón seguido falló un remate y no sujetó su último sotamano.

Aimar Olaizola jugó «después de tres días con fiebre»

«Tomé la decisión de jugar el sábado», reconoció Aimar Olaizola tras el choque. «No he hecho nada durante los tres días que he estado con fiebre. Durante el partido, a veces me llenaba».

El de Goizueta se refirió al partido como «muy difícil. Sabíamos que nos iban a dominar y que nos iba a costar muchísimo. Ellos han fallado mucho hasta el tanto 14 o 15. Sumar este punto nos vendrá bien».

Si bien desde fuera dio la impresión de que Ander Imaz pasó enormes dificultades cuando los rivales le apretaron de verdad, Olaizola II alabó la actuación de su compañero: «Ha jugado bien. No es fácil aguantar cuando los contrarios dominan todos los tantos».

Jon Ander Albisu señaló que «después de perder varias pelotas al inicio, he jugado con miedo a soltar los brazos». Su delantero Víctor se acordó de las dos derrotas que han encadenado después de empezar la competición con dos puntos en otros tantos partidos: «Otro punto que se nos escapa, como el de la semana anterior en el Astelena. Habrá que intentar cambiar alguna cosa». Necesitan cambiar la dinámica en la que han entrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos